Alberto Molina Flores

Compra de armamento

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Martes 20 de septiembre 2011
20 de September de 2011 00:02

La Honorable Junta de Defensa Nacional, fue creada mediante ley en 1949 por el gobierno del presidente Galo Plaza Lasso, como un organismo autónomo responsable del manejo económico de los “fondos destinados a la provisión de materiales, servicios y la dotación del equipamiento bélico necesario para la operación militar de las FF.AA. dentro de los planes de defensa y seguridad nacional”.

El presidente Correa mediante decreto ejecutivo eliminó la Junta de Defensa y partir de 2009 es el Ministerio de Defensa a través del Comité de Bienes Estratégicos el ente encargado de manejar los fondos destinados a la adquisición de armamento y equipo para las FF.AA. Esta decisión creó recelos y suspicacias, al respecto se publicaron comentarios de funcionarios de la institución eliminada que dijeron “que con el cambio se busca evitar los filtros que existen, dejando un amplio margen a la contratación a dedo”.

La fenecida Junta de Defensa, era un organismo de la más alta representación del Estado, la mayoría de sus miembros eran civiles. El Presidente la presidía, el Ministro de Defensa era el vicepresidente y representante legal y el Ministro de Finanzas, el tesorero. Además, eran miembros el Ministro de Relaciones Exteriores, el Contralor, el Gerente del Banco Central, un representante del Legislativo (esta representación fue eliminada), un representante de la Corte Suprema de Justicia, el Arzobispo de Quito, un delegado de la Junta Consultiva del Ministerio de RR.EE. el Jefe del Comando Conjunto y los Comandantes del Ejército, Marina y Aviación.

Ahora la responsabilidad recae exclusivamente en el Ministro de Defensa. Es preciso recordar que el Ministro de Defensa, el poeta Ponce, fue quien propuso la disolución de la Junta de Defensa, explicó que el Gobierno con esta derogatoria quiere impulsar mayor transparencia sobre las inversiones deFF.AA. y justificó esta decisión argumentando que era necesario “eliminar la extrema reserva, el extremo secreto de las contrataciones”.

Nos informamos por la prensa de un percance sufrido por un avión de combate, uno de los tres Cheetah llegados al país de los doce adquiridos a Sudáfrica. El avión, en pleno vuelo de prueba , había sufrido una explosión en la cabina, por una súbita despresurización, el piloto herido con ayuda del instructor sudafricano logró aterrizar.

Al pedido de información sobre la compra de los aviones Cheetah; la respuesta oficial del Ministerio de Defensa fue categórica, la solicitud no procede “la referida documentación está calificada como secreto”, amparándose en la Ley de Seguridad Pública y del Estado. Antes se censuró el secretismo militar. Me pregunto ¿ahora, con las autoridades militares del gobierno de la revolución ciudadana ha cambiado en algo o estamos peor?