Juan Esteban Guarderas

El mafioso solitario

valore
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 101
Viernes 09 de octubre 2020

Luis Loyo cumplía una condena de 9 años en Latacunga por falsificación de documento público, pocos meses después asumió el importante cargo de Director Nacional de Procesos Electorales en el CNE. ¿Se les ocurre algo más paradójico? Les pongo un reto estimados lectores. A que no son capaces de imaginar un puesto de funcionario, cualquiera, donde sea más ilógico, dañino e incoherente colocar a un convicto por falsificación de documentos públicos. Este país está loco.

Y este hecho insólito iba a pasar totalmente desapercibido. Yo lo descubrí debido a un error de él. En julio del año pasado un funcionario del CNE se me acercó y me dijo “Luis Loyo, el Director de Procesos, dice que no está bien que investiguen sobre el caso Arroz Verde. Eso es delicado. Tienen que cuidarse.” Yo olí allí una amenaza en toda regla.

Durante los últimos meses del correísmo, planteé una demanda contra Correa. Recibí la correspondiente amenaza de muerte y desarrollé una piel de rinoceronte. “Perro que ladra no muerde”, pensé.

Pasaron unos días y una idea me llegó a la cabeza. “Si un señor amenaza, posiblemente esté acostumbrado a hacer más porquerías.” Por pura curiosidad me metí en el sistema on line de consulta de procesos judiciales, escribí su nombre, presioné ‘enter’, y ¡ ‘jackpot’!

Resultó ser todo un personaje. Procesos por estafa, abuso de confianza… 34 juicios. Este es el hombre que tuvo la responsabilidad de organizar las elecciones del año pasado. Verificamos su perfil y la información. ¿Pero tenía estudios precisos para la materia? No, la Senecyt registra un título de educador. Encima su esposa estaba de Directora de Talento Humano en la Delegación Provincial del CNE en Pichincha y múltiples parientes estaban agraciados con cargos en la institución.

Luis Verdesoto y Enrique Pita lo denunciaron el 22 de julio del año pasado. Yo imaginé que su despido sería fulminante. Era una estupidez creer que él había sido el mejor perfil en un proceso de selección. No era concebible que ese hombre mantenga su puesto. ¡Pues sí! Tras la denuncia, Loyo tan campante mantuvo su cargo, su sueldazo y su tranquilidad.

Hasta que en diciembre del año pasado cae la red de tráfico de puestos del cura Tuárez. ¡Oh sorpresa! El operador en el CNE era Luis Loyo. Hoy está en prisión con la enorme pena de 1 año. No le falta mucho por salir.

¿Por qué escribo esto? Varias razones. Por si acaso, no se les ocurra en el CNE volver darle un puesto de alta jerarquía. Tal y como están las cosas, serían capaces.

¿Tengo miedo, sería peligroso? Me imagino. Pero debo recordarlo porque me parece surreal que el CNE siga fresco como una flor. ¿Ustedes creen que podía operar solo? ¿Qué se ganó el puesto y traficó cargos sin que nadie sepa? ¿Cómo fue que mantuvo su cargo luego de la denuncia?