Gerardo Villacreces Carbo

Al candidato a ‘Presidente’

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 49
Sábado 07 de noviembre 2020

En campaña fácil es decir lo que la gente quiere oir, aunque eso implique engañar; lo correcto es decir lo que la gente debe saber, a efectos de diseñar una nueva sociedad disciplinada y próspera. Se necesitan sólidos cimientos en: a) Economía: a1. Mantener la dolarización y protegerla de todo intento de revivir la moneda electrónica. a2. Terminar con el endeudamiento, mediante la austeridad pública. Sostener que no hay cómo recortar el Presupuesto, es reconocer insensatamente que el Estado es eficiente, lo cual no es cierto. Erradicar el paternalismo estatal; así como entender que el más grande empleador debe ser la iniciativa privada. a3. Competencia fiscal: - Eliminacion del impuesto a la herencia que aporta ingresos periféricos al Estado, y que generaría el retorno y/o llegada de capitales estables. - Supresión de la declaración patrimonial, por su intromisión en la intimidad familiar. - Reducción progresiva del ISD (los capitales son como los comensales, van donde son bien recibidos). - Exención del impuesto a la renta a las personas naturales residentes en el país, por la recepción de utilidades y dividendos; así como la eliminación del impuesto único en la ganancia ocasional por la enajenación de acciones y participaciones. - Reducción del impuesto a la renta de sociedades y personas naturales que reinviertan sus ingresos en el país. Debe entenderse que si el Estado no es obeso, la sociedad se beneficiará de cargar esa menor masa salarial, volviendo al país competitivo.

b) Educación: Es fundamental cambiar el caduco sistema memorista. En esta nueva era, los títulos universitarios ya no garatizan nada, hoy en día lo que vale es la marca personal, la calidad del ser, y la consistencia entre lo que piensa, dice y hace una persona, generando confianza, aporte y valor a la sociedad. Las nuevas aulas están en el internet, y la educación en la palma de la mano, en la que la preparación es vitalicia; y en la que las materias deberían ser: valores, educación financiera, inteligencia creativa e imaginativa, liderazgo, emprendimiento, comunicación, marketing digital, etc. La educación debe girar hacia el desarrollo de emprendimientos que generen riqueza y empleos. La educación privada y pública deben ser de calidad y pagadas; y su costo en lo público, acorde a la realidad de cada familia. Eliminar el victimismo y la queja, sembrando en la mente de los educandos una nueva mentalidad ganadora e independiente.

c) Social: Las brechas socioeconómicas deben acercarse de abajo hacia arriba, no en función de la redistribución sino de la creación de riqueza y educación, en un ambiente de libertad como ideal máximo, en la que el Estado abrace el derecho a la vida, libertad y propiedad. Una sociedad sin privilegios, en la que exista en lo posible igualdad de oportunidades, en función de las capacidades y esfuerzo individual de las personas. Esto puede tardar años, pero el castillo empieza desde el primer ladrillo…