Arturo Moscoso Moreno

¡Se viene la Bienal!

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 14
Viernes 16 de noviembre 2018

Entre otras cosas, además de los “Oscar al turismo”, de los que gracias a su belleza y hospitalidad tiene más que la película Titanic, Quito también es conocida a nivel internacional por la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito (BAQ), que el Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE-P), organiza desde 1978 en el mes de noviembre de los años pares, cumpliendo este año su vigésima primera edición y 40 años de trayectoria ininterrumpida, aniversario que además coincide con el de declaratoria de la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Evento académico y cultural que convoca a profesionales de la arquitectura y del urbanismo y a todos quienes están interesados en esa profesión, que es a la vez una forma de arte, la BAQ ha sido, a lo largo de los años, objeto de varios reconocimientos aquí y en el exterior, declarada en 2014 como “Evento Académico de Prestigio Continental en el ámbito de la Arquitectura y el Urbanismo” por la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos, que agrupa a asociaciones de arquitectos de todo el continente.

Este año la BAQ, que se desarrollará entre el 19 y el 23 de noviembre, gira alrededor de tres ejes principales, un seminario académico mediante una serie de charlas de profesionales de todo el mundo sobre mejores prácticas arquitectónicas y urbanas; un concurso en el que participan un importante número de obras y publicaciones de arquitectos y urbanistas de todo el continente; y, finalmente, un eje cultural, con exposiciones y visitas guiadas al centro histórico, a fin de intercambiar conocimientos e integrar a los participantes mientras se pone en evidencia la belleza de nuestra ciudad y su arquitectura.

Es importante decir que la BAQ se realiza con fondos gestionados y conseguidos por el CAE-P, lo que en esta edición en particular ha sido un reto enorme, dada la fuerte crisis económica que agobia al país, a lo que hay que sumar la disminución sustancial del aporte municipal; sin embargo de lo cual, con el apoyo desinteresado de varias universidades y entidades públicas y privadas, se ha logrado organizar un evento que contará con la presencia de 51 invitados nacionales e internacionales, el análisis académico de 60 obras representativas de la arquitectura nacional y mundial y más de 600 participantes en el concurso, además de los cientos de visitantes de Ecuador y del exterior que atraerá.

Así, podemos ver como la voluntad de una entidad privada y gremial como el CAE-P, mediante un grupo humano de primera, ha logrado sobreponerse a las vicisitudes económicas y a la falta de comprensión y respaldo de ciertas instituciones y funcionarios públicos que no entienden la importancia de este evento, para poner nuevamente a Quito y a Ecuador en la mira mundial, y por un acontecimiento positivo.