Enrique Echeverría

Un libro sobre la justicia

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 27
Lunes 30 de abril 2018

En ceremonia de la Sección Jurídica de la Casa de la Cultura, cuya presidencia ejerce el Dr. Alejandro Ponce, fue presentada una obra de la más alta importancia: el libro “Máximas, Reparos y Alternaciones de una Justicia Perdida”, del expresidente de la Corte Suprema de Justicia Dr. Carlos Pozo Montesdeoca.

En sus 712 páginas, se encuentra todo cuanto es necesario para un conocimiento global de esta disciplina.

En esta época del Ecuador cuando se habla todos los días de corrupción judicial, vale esta cita del autor Dr. Carlos Pozo bajo el Tema “Corrupción Judicial”. “En definitiva, la baratería de antes y la concusión de hoy, fue y es la venta de la justicia; y, por el soborno, la injusticia. Por la baratería compraba el litigante la declaración de un derecho que no le pertenecía y por el cohecho, compraba su adjudicación, la absolución del culpable o la condena de un inocente”

Todos recordamos que el expresidente Rafael Correa decidió meter su mano en la justicia. Y la metió.

El expresidente se encuentra en la Habana, Cuba, con ocasión del cambio del Presidente comunista, Raúl Castro; por otro, también comunista llamado Miguel Díaz Canel.

A la Agencia Internacional de Noticias EFE le ha informado que teme por su libertad en caso de venir al Ecuador. Manifestando su criterio de que el ex vicepresidente Jorge Glas y el ex presidente Lula Da Silva están “presos sin pruebas”, agregó: “Por supuesto que frente a estas situaciones, que están fuera del Estado de derecho, uno teme”. También: que sus visitas al Ecuador … “han sido de alto riesgo porque me podían sacar con absoluta arbitrariedad, como han hecho, una orden de detención, una orden de arraigo”.

Olvidó el señor Correa que la estructura judicial a la que teme y califica de arbitraria, es la misma que él dejó organizada y en vigencia. ¿Es que sirve solamente para los adversarios y no para él?
Se tramitó un juicio político contra el Fiscal General. La palabra juicio incluye la participación de dos partes. Para dirimir, actúa un juez cuya condición básica es proceder con imparcialidad. El juez no puede anticipar concepto, peor proclamar cuál será su sentencia.

En el llamado “juicio” político, la Asamblea Nacional actúa como juez. Aunque no se le exige la imparcialidad propia de un juez de la Función Judicial, sus propulsores deberían cuidarse de proclamar anticipadamente cuál será su voto.

El Fiscal fue enjuiciado y destituido.
Cabe repensar en la calificación de otro ex presidente de la Corte Suprema de Justicia cuando expresó que la justicia nacional es relativa.

¿Acaso no lo es?
Yo creo que sí.