Paulina Garzón

China: no más madera ilegal

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 34
Viernes 07 de febrero 2020

En diciembre del año pasado, China modificó su Ley Forestal que incluye “una prohibición a nivel nacional de comprar, transportar y / o procesar madera de origen ilegal, así como un enfoque adicional en la trazabilidad [del origen de la madera importada]”.

Según Lisa Handy, Directora de la ONG Agencia de Investigación Ambiental “Si China es sincera acerca de cerrar sus mercados a la madera de origen ilegal y tiene la voluntad de hacer cumplir la prohibición, será un cambio fundamental para los ecosistemas forestales, para comunidades locales y sus medios de vida y para la biodiversidad global, proporcionando soporte crítico a los esfuerzos de los países de origen para combatir el robo de recursos naturales y la corrupción.”

A pesar de que varias organizaciones y expertos se han pronunciado escépticas sobre la implementación de la prohibición, la nueva Ley china presenta un nuevo instrumento de carácter obligatorio que puede ser exigible en las cortes chinas, pero también fortalece las demandas de las de comunidades y organizaciones fuera de China en la corte de la opinión pública internacional.

Según el Chatham House “Como reflejo del tamaño de su comercio, China es un conducto importante para la madera ilegal. En 2013, se estimó que más del 15% de las importaciones de productos a base de madera eran ilegales. Aunque esta proporción ha ido disminuyendo (en el 2000, más de una cuarta parte de esas importaciones eran ilegales), el volumen ha aumentado, en línea con el crecimiento general del comercio de madera. China es un mercado particularmente importante para maderas duras de alto valor, en el que existe un comercio ilegal significativo.”
La ONG Global Witness señaló en el 2018 que “Cualquier persona interesada en la Amazonía y en otros bosques tropicales del planeta debería preocuparse por China.”

En América Latina, esto es particularmente cierto en el caso de Perú. Según un reporte de la misma ONG en el 2019, se estableció que un 60% de la madera supervisada (es decir sin contabilizar la madera traficada ) desde las provincias amazónicas de Loreto y de Perú era de origen ilegal…este cálculo ha sido considerado conservador.” Por otro lado, la investigación de equipo prestigioso de periodistas, también en el 2018, estableció que “…existe un sistema de saqueo de los recursos forestales de la Amazonía. Los destinos más frecuentes de esta madera son Estados Unidos y China.”

Para que la nueva Ley Forestal china cumpla su objetivo de bloquear la importación de maderas ilegales se vuelve urgente una coordinación estrecha de los reguladores chinos, las embajadas chinas, y los reguladores nacionales de los países amazónicos para asegurar que las importaciones de madera de la Amazonía no sólo no tengan un origen ilegal, sino no que su origen ilegal no se “legalice” ni en los países exportadores ni en China.