César Augusto Sosa

‘Big Money’ y el 31 274% anual

A estas alturas del partido ya deben existir muchos decepcionados de Don Naza y su oferta de convertir en millonarios a muchos incautos de Quevedo y de otras ciudades del país.

Ese grupo de creyentes en el dinero fácil ahora debe estar pasando por una etapa de negación, de no aceptar lo sucedido. Y pensarán que será posible recuperar la totalidad de sus depósitos o una parte de ellos.

Solo unos pocos deben estar celebrando el haber salido a tiempo del ‘negocio’ con una ganancia formidable, la cual solo pudo haber salido de los depósitos de nuevos incautos o de otras fuentes -aún no identificadas- que podrían estar detrás de una nueva estafa, que en este caso se llama ‘Big Money’.

Para entender que es una estafa, lo primero que se debe entender es qué ofrece ‘Big Money’ y luego pensar por qué eso no puede ocurrir en el mundo real.

La oferta de esta captadora ilegal de dinero era pagar a los depositantes nada menos que “90% de tasa de interés semanal”. Eso suena a mucho dinero, pero en realidad es algo que raya en lo absurdo.

Por un lado, el valor absoluto de la tasa de interés (90) es tan alto que ya lo hace sospechoso, pues en el mercado nacional no existe algo parecido. Y, por otro lado, el hecho que sea semanal lo hace insostenible, por no decir imposible, ya que esa tasa del 90% semanal equivale a una tasa de 31 274% anual.

Un ejemplo: si alguien deposita USD 1 000 a esa tasa de interés y espera ocho meses, ya tendría más dinero que Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, cuya fortuna suma USD 177 000 millones. Y en nueve meses alcanzaría la fortuna de las 50 personas más ricas del planeta. Así de absurdo.

Para quienes han tenido algún contacto con bancos, cooperativas, mutualistas, etc., sea para obtener un crédito o para ahorrar, deben haber escuchado lo que significa la tasa de interés pasiva, es decir, aquella que la entidad financiera paga por captar los recursos de sus clientes. Y, por lo general, todas las tasas de interés se expresan en términos anuales, pese a que se puedan pagar en períodos mensuales o semestrales.

En una cuenta de ahorro, los bancos pagan alrededor del 1% anual. Si el dinero se deja a mayor tiempo, la tasa de interés aumenta. En el mejor de los casos, las cooperativas pagan 9,52% anual por depósitos mayores a 365 días. Y esa tasa no tiene nada que ver con la de 31 274% que ofrece ‘Big Money’, una firma que tampoco está autorizada a captar dinero de la gente, lo cual hace que sus operaciones sean ilegales.

En el caso de ‘Big Money’, hay personas que sacaron dinero de sus cuentas en instituciones financieras formales y depositaron en la captadora ilegal. Es decir, tenían experiencia de lo que pagan las entidades formales y pese a eso arriesgaron sus ahorros. Esto último no se arregla con educación financiera, pese a que es necesario fortalecerla.

Para quienes quieren jugar a ser millonarios de la noche a la mañana, el caso de ‘Big Money’ solo recuerda que estaban jugando a ser estafados, para lo cual se requiere dos condiciones: ignorancia y codicia.

Suplementos digitales