Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 15
Sábado 08 de diciembre 2018

1.- ¿Después de la devolución de la proforma presupuestaria del 2019 por la Asamblea, cómo queda este tema?

El Gobierno deberá enviar nuevamente una versión corregida que revise los postulados de ingresos, en especial los petroleros; ajuste ciertos gastos e incluya el acuerdo con las universidades.
Si se revisa a la baja el precio y la producción petrolera, la proforma debería recortar gastos para mantener el déficit original, selección que está por verse y va en la dirección contraria a la que aspira la Asamblea.

Hay algo que molesta mucho. Es la forma como las funciones del Estado tratan los temas económicos, en especial los relativos a las finanzas públicas. El país sabe, hasta la saciedad que no existen recursos suficientes para sostener este tamaño y concepción de Estado. Se habla de austeridad y reducción de los gastos corrientes, pero hasta ahí llega todo, pues en la práctica se hace lo contrario.

Nadie en la Asamblea, generalizo el comentario a riesgo de no ofrecer espacio a quien actúa de forma distinta, ofrece opciones de contracción de los egresos; demuestra consistencia con la realidad. Abundan los pedidos de aumento de gasto o mejora de emolumentos (que es lo mismo), con lo cual, de forma irresponsable agravan el problema.

Durante más de diez años se la advirtió a esta función de la complicidad que tenía por hacer caso omiso de las advertencias sobre esta demoledora política de incremento desproporcionado del gasto público. Ahora, en algún momento se deberá señalar responsabilidades por lo que hicieron; y, quienes hoy tienen esta representación política deben reflexionar sobre su papel en el momento crítico al que ha llegado la economía nacional.

La austeridad acompañada por la revisión de funciones encargadas a la organización pública es inevitable. Se lo tiene que hacer de forma organizada o vendrá como respuesta a una descomposición de la economía.

2.- ¿Se puede tener alguna certeza sobre el precio del petróleo en un horizonte cercano?

Lamentablemente no. Por eso, trabajar con un precio bajo es recomendable. La volatilidad de este mercado responde a una multitud de causas.

Algunas algo previsibles y otras que tienen una impronta. En estos días, luego de un mes de caída del precio de más del 22%, que es la mayor en toda una década, todavía no están claras todas las causas que llevaron a este resultado.

Hay sin duda, por elemental reflexión algo que luce tautológico, un exceso de oferta, que algunos la estiman en 1.3 millones de barriles diarios, producto de las políticas de incremento de producción en los EEUU, Arabia Saudita y Rusia, que en conjunto producen alrededor de 33 millones de barriles (un tercio de la demanda mundial). EEUU, tiene la tasa de expansión más alta de su último siglo y ahora es el primer productor mundial.

Influye también las decisiones geopolíticas y las tenencias de reservas estratégicas, a lo cual se suma por ejemplo la percepción de una mayor demanda china como resultado de un mejor prospecto de la industria manufacturera.

La reducción de los costos de producción del shale-oil a un nivel que ahora se lo considera en el orden de los 30 dólares el barril, es parte de los elementos causales.

Ante esta declinación del precio, renacen las ideas políticas de contracción productiva. Arabia Saudita conversa con Rusia, que amplió un año más su plan de cooperación con la OPEP, mientras Canadá avisa de su decisión de reducir 170 mil barriles para contrarrestar esta tendencia.

3.- ¿Cómo explica el problema generado por los productores de leche, que piden eliminar una norma INEN sobre el suero de leche porque eso ha disminuido sus ventas?

Estos mercados de alimentos frescos son muy sensibles a la introducción (importación) de derivados (insumos) que normalmente se venden en condiciones muy deprimidas de precio. Igual ocurre con la leche en polvo que llega amparada por sus elevadas existencias y bajo costo.

En los últimos años, la ganadería de leche ha tenido cambios muy profundos. El mercado tiene una amplia gama de derivados de alta calidad e incluso la leche se vende con distintos contenidos.

Al ser productos de transformación inmediata, cualquier factor que rompe los equilibrios del mercado, causa trastornos. No es un producto que el ganadero lo puede guardar. Lo vende al precio que pueda, pues no tiene poder de mercado, que si es posible exista de parte de los procesadores; de tal manera que por esta posible imperfección del mercado se hace necesaria la regulación pública.

4.- ¿Qué políticas habría que implementar para reactivar la economía y superar la contracción económica?

En la etapa por la que atraviesa la economía, lo primordial es tener un programa claro que elimine los profundos desequilibrios macroeconómicos. En resumen poner orden en todo ese conglomerado de instituciones y normas que deben conformar una visión respetuosa de los derechos y de cumplimiento de obligaciones. Y, en ese plano, la preocupación mayor recae en minimizar los daños, en especial aquellos vinculados con los estratos de bajos ingresos.

Una vez que se haya enrumbado la economía bajo normas que aseguren la consecución de estos principios (o por lo menos de manera simultánea), será posible esperar reacciones claras de los agentes económicos que permitan retomar una trayectoria de consecución de mejores niveles de bienestar. Sin esa tarea, pensar en crecer no tiene sentido pues no hay posibilidad de conseguirlo.