Definido el Tribunal que juzgará al alcalde Jorge Yunda
¿Qué pasó con los acuerdos para la adquisición de la…
Universidad chilena vende su hallazgo de anticuerpo …
Nuevo lote con 108 810 dosis de Pfizer llegó a Ecuad…
Presidente Guillermo Lasso dispuso la liquidación de…
La vía Loja-Zamora está cerrada por un derrumbe
Defensoría del Pueblo vigilará proceso en el TCE sob…
Trump visitará la frontera con México junto al gober…

Pasos para presentar un nuevo gato a los que viven en casa

El proceso de adaptación puede tomar algunas semanas. Foto: Pixabay

El proceso de adaptación puede tomar algunas semanas. Foto: Pixabay

El proceso de adaptación puede tomar algunas semanas. Foto: Pixabay

Presentar a una nueva mascota al resto de la manada puede ser complicado. Cuando un grupo de animales ya tiene estabilidad, pueden rechazar a nuevos miembros que no conozcan.

Lo primero es asegurarse de que los animales están sanos, según el médico Veterinario Andrés Arcos. Esto garantizará que no se transmitirán enfermedades a entre las mascotas nuevas y las que ya estaban en casa.

En el caso de los gatos, se puede colocar al nuevo felino en una habitación separada durante los primeros días, según Vetstreet , un portal de cuidados para mascotas. “Esto ayudará a que los gatos puedan olerse y escucharse sin estar frente a frente”, dice la publicación. Al nuevo gato se le deben facilitar juguetes y objetos que tengan ya el olor de los otros felinos.

No hay que obligarlos a jugar. Al principio, el nuevo miembro de la familia buscará explorar para sentirse cómodo. Debe sentirse seguro y confiado para que pueda interactuar con los otros gatos.

Luego vendrá la segunda parte de la adaptación. Lo mejor es hacerlo con una caja transportadora. Dentro de ella se coloca al nuevo gato y se coloca el transportín en la sala. Se permite que los otros gatos se acerquen y huelan al nuevo felino. No se los debe presionar, pues deben actuar a su ritmo para sentirse seguros.

Luego se debe propiciar encuentros entre todos los gatos sosteniendo al nuevo en brazos. No hay que soltarlos, todos estos encuentros deben ser mediados y otorgando premios a las buenas reacciones.

El resto de encuentros deben ser vigilados, se debe permitir que los gatos organicen el espacio y los tiempos de cada uno. Al principio puede haber conflictos, pero con el tiempo deben desaparecer.

Arcos recomienda no dejarlos solos cuando las personas salen de casa. “Mejor es tenerlos separados si no estamos para ver que no hayan peleas”, concluye.