ninera
  • Priscilla Ospina es niñera de mascotas de Quito
    Dejar a los hijos de cuatro patas en casa conlleva estrés y ansiedad tanto para los animales como para sus dueños. Cuando están enfermas y los humanos no pueden pedir tiempo libre para cuidarlos, se vuelve necesaria una ayuda externa.