La ciudadanía puede reportar los casos de animales atropellados y heridos al ECU 911 para que se coordine la atención de la mascota. Foto: Archivo / Narices Frías

La ciudadanía puede reportar los casos de animales atropellados y heridos al ECU 911 para que se coordine la atención de la mascota. Foto: Archivo / Narices Frías

Martes 02 de octubre 2018

El ECU 911 ayuda a coordinar la atención de animales heridos y abandonados en el Ecuador 

Redacción Narices Frías (I)

Los reportes de animales heridos en  varias ciudades del país no paran. Cada día las fundaciones de rescate reciben decenas de pedidos de ayuda para salvar mascotas abandonadas, heridas, y víctimas de maltrato. Sin embargo, cuando una persona se encuentra con un caso de este tipo no siempre sabe cómo actuar. 

Al llamar al Sistema Integrado de Seguridad ECU911 los operadores direccionan la emergencia a entidades encargadas, según Diego Ripalda, director nacional de operaciones del ECU911. "A nivel nacional, dependiendo de la jurisdicción, hacemos los esfuerzos para que este segmento de las mascotas,los animales sea atendido". 

En Quito, por ejemplo, en el caso de animales atrapados en lugares difíciles, la atención la realiza el Cuerpo de Bomberos de Quito.  En el caso de perros y gatos abandonados, el Centro  de Operaciones de Emergencia (COE) ayuda en la atención de estos reportes. En Ambato las emergencias se remiten a los servicios municipales, cuenta Ripalda. En esa ciudad existe un albergue canino. 

Sobre el destino de los animales rescatados, Ripalda agrega que las entidades encargadas del manejo de fauna urbana en cada jurisdicción se encargan de ese proceso. En ocasiones se coordina la atención con fundaciones y organizaciones de rescate y en otros casos son los mismos Gobiernos Autónomos Descentralizados que asumen la custodia y rehabilitación de los mismos. 

"Nunca es opción decir que no podamos ayudar porque de hecho en los protocolos nosotros estamos para atender la emergencia", aclara el funcionario. Pero aclara que la atención no siempre puede ser inmediata pues dependen de otras instituciones, sus horarios, recursos y personal disponible para ayudar a la mascota