Múltiples estudios han demostrado el fuerte vínculo que establecen las mujeres con los perros y gatos. Foto: Pixabay.

Múltiples estudios han demostrado el fuerte vínculo que establecen las mujeres con los perros y gatos. Foto: Pixabay.

Lunes 12 de marzo 2018

La conexión de las mujeres con sus mascotas es casi tan fuerte como la de una madre y un hijo

Infobae América (I)

Las mascotas son parte de la familia. Por eso también hay cada vez más espacios pet-friendly e iniciativas que mejoran la convivencia con los animales. Es más, según una nueva investigación, la conexión de las mujeres con sus perros y gatos es tan fuerte que podría llegar a compararse con el amor hacia un hijo.


Así lo afirmaron científicos del Hospital General de Massachusetts (MGH), quienes realizaron una investigación analizando las diferencias en las estructuras cerebrales que se activan cuando las mujeres ven imágenes de sus hijos y de sus propios perros. La conclusión fue que el sentimiento que se presenta en una mujer al pensar en un hijo, así como la actividad cerebral, es similar a la que se registra cuando piensan en sus mascotas.

En otro estudio, publicado en 2017 en el Royal Society of Open Science, se puso a prueba la capacidad de los humanos de entender a los perros en situaciones de felicidad, estrés, miedo o desesperación. Se concluyó que todos son capaces de entender a las mascotas, pero que las mujeres lograron, con menor margen de error, asociar el contenido de los ladridos y sonidos emitidos por los canes.

Por otro lado, en un estudio del 2011 titulado Gender Affects Body Language se afirmó que si bien el género a nivel conductual no implica necesariamente que exista una diferencia relacionada en la activación cerebral que condicione la lectura del lenguaje corporal, las mujeres consiguieron más puntos en pruebas para identificar el contenido emocional negativo y neutral de las señales no verbales.


Comportamiento de las mascotas

La veterinaria argentina Celeste Kambourian  sostiene que al momento de interpretar las diferentes formas de comunicación de nuestras mascotas hay que tener en cuenta su personalidad y el contexto.

"Es importante destacar que cada señal por sí sola carece de importancia, y que solo adquiere su verdadero sentido dependiendo del contexto en el cual se muestre. Por ejemplo, en los perros el movimiento de la cola, primeramente, solo significa excitación y recién se puede conocer su verdadero significado si se presenta cuando el animal está jugando o se siente amenazado".


Algunas de las señales visuales que podemos reconocer en el perro son: las orejas hacia atrás demuestran sumisión, una cola bien erguida hacia arriba es señal de alerta; una cola hacia arriba relajada, con cierto movimiento, indica relajación.

En el gato algunas señales de bienestar son el ronroneo, acompañado de frotamiento de frente y hocico, con orejas suavemente hacia atrás relajadas. Esta es una verdadera señal de afecto.


Humanización de las mascotas 

Es fundamental no tratar de humanizar al perro o al gato. Foto: Pexels.

Es fundamental no tratar de humanizar al perro o al gato. Foto: Pexels.

A pesar de que el amor que se puede tener por las mascotas es comparable con los vínculos familiares y de pareja, es importante recordar que siguen siendo animales; domésticos, pero animales al fin. Humanizar a los perros y gatos hace que pierdan su identidad, que se sientan frustrados, ansiosos e inseguros.

Consejos para tener una mascota saludable y feliz en el hogar

Alimentación:  Es de suma importancia darle una alimentación adecuada a su tamaño, edad y salud.

Higiene: es importante bañarlos con la frecuencia recomendada por el médico veterinario ya que, según el tipo de manto, tienen necesidades diferentes. Si es de pelo largo, se recomienda cepillarlos día por medio y, dependiendo del largo, se aconseja que se realice un corte cada dos meses.

Ejercicios: pasear al menos una vez al día durante media hora.

Veterinario
: es importante visitar al veterinario de dos a tres veces por año para los chequeos regulares y tener las vacunas al día.