Se ha denominado 'Cyber Monday' al lunes posterior al 'Black Friday', ambos días de ofertas en diferentes tipos de negocios. El lunes se caracteriza, no obstante, por las ofertas en aparatos electrónicos, tecnología y compras en línea. Foto: AFP

Se ha denominado 'Cyber Monday' al lunes posterior al 'Black Friday', ambos días de ofertas en diferentes tipos de negocios. El lunes se caracteriza, no obstante, por las ofertas en aparatos electrónicos, tecnología y compras en línea. Foto: AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)
Lunes 26 de noviembre 2018

Seguridad

Conozca cómo comprar en línea y sin riesgos en el Cyber Monday

Estéfano Dávila Ferri y Agencia EFE

La jornada de rebajas en ventas por Internet, conocida como ciberlunes ("Cyber Monday" en inglés), arrancó en Estados Unidos con un 18,3 % más de ventas que en 2017, alcanzando el total de USD 531 millones gastados hasta las 7 de la mañana del lunes 26 de noviembre de 2018, hora del Pacífico (15:00 GMT, 10:00 de Ecuador).

De acuerdo con los datos en vivo ofrecidos por la compañía Adobe Digital Insights, que analiza las transacciones por Internet de los 100 minoristas más grandes de EE.UU., este ciberlunes estaría en camino de batir el récord del día en que más ventas se realizan a través del comercio electrónico.

Según las previsiones de la compañía, en este "Cyber Monday" se espera llegar a un total de USD 7 700 millones en ventas, un 17,6 % más que el año pasado cuando también se superó el hito de los USD 6 600 millones, marcado el año anterior.

El ciberlunes se celebra tres días después de la jornada de rebajas del Viernes Negro ("Black Friday") una fecha clave para el comercio estadounidense, en la que el gasto de los norteamericanos se situó en los USD 6 200 millones, un 23,6 % por encima de los 5 900 millones que vaticinaban las estimaciones más optimistas.

Parte de la contribución hacia este repunte en las ventas proviene desde las ventas que se realizan 'online', ya que esto presenta ventajas para quienes quieren comprar productos desde otros países en los Estados Unidos.

No obstante, con esta aparente ventaja, también llegan los subsecuentes riesgos en lo que respecta a compras en línea, debido a que no todos los canales brindan las seguridades para las ventas.

Cecilia Pastorino, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica, explica que “en estas fechas de descuentos es más común comprar en sitios desconocidos o minoristas que no siempre cuentan con las medidas de seguridad o que pueden ser fácilmente falsificables". Por este motivo es importante estar atento e implementar buenas prácticas de seguridad a las actividades que cotidianamente se realiza en línea, explica Pastorino.

A continuación, algunas recomendaciones para realizar compras en línea.

Use sitios conocidos

 
Si realiza compras a través de sitios web, revise que el sitio cuente con protocolos de seguridad. En la actualidad, ni siquiera el prefijo HTTPS en un sitio es garantía de que este sea un sitio seguro: esto solo quiere decir que los datos que se almacenan o intercambian en ese sitio tienen algún tipo de encriptación, pero no que los datos no puedan ser interceptados. Recuerde que existen diferencias entre los portales de grandes almacenes dedicados a las ventas de artículos, y portales en los que pequeños vendedores pueden ofrecer sus productos. Es recomendable tener en cuenta que los portales en línea no son más que un canal para acceder a la compra de un producto, pero no son una garantía de fiabilidad sobre quién está vendiendo ese producto.
 

Cuidado con las redes sociales

 
Si accede a una página de Facebook de un negocio, usted puede apoyarse en el poder de la comunidad y verificar las calificaciones y comentarios que ha recibido el producto o servicio ofrecido por parte de los usuarios.

No obstante, incluso esto no es una garantía sobre el producto, ya que es fácil crear cuentas falsas en redes sociales con el fin de solamente calificar bien una transacción o una venta en línea. Realizar un poco de seguimiento sobre quién está calificando un producto puede ser de mucha ayuda.

Portales como Amazon se basan mucho en este sistema, incluso ofreciendo en su sección de comentarios la opción de revisar si quien está comentando en efecto ha comprado el producto, lo que da un grado mayor de confianza sobre su testimonio.

También puede contrastar la información: si tiene alguna duda sobre un producto, realice una búsqueda en Google para despejar cualquier incógnita que pudiera surgir.
 

Atención al ‘phishing’

 
Si encuentra una oferta que parece demasiado buena para ser verdad, es probable que no sea confiable. Revise bien la dirección web a la que los anuncios sospechosos le redireccionan: podrían ser sitios fraudulentos.

Muchas estafas se basan en la creación de sitios que imitan la apariencia de grandes portales, copian su encabezado, los colores y tipo de letra y de enlaces que se ofrecen, pero en la parte central ofrecen formularios falsos para llenado de datos personales como nombres, direcciones, números de tarjeta de crédito y más.

La recomendación es sencilla: no ingrese contraseñas, números de tarjeta u otros datos en sitios que no sean de confianza. Usualmente los sitios web de compras tienen un lugar específico en las configuraciones para cambiar este tipo de datos de ser necesario. Familiarícese con los sitios web donde está pensando realizar compras antes de lanzarse a entregar su tarjeta de crédito.
 

Utilice varias contraseñas

 
Tener una contraseña diferente para cada sitio añade una capa de seguridad extra a su vida digital. Si alguien logra descifrar el ‘password’ de una de sus cuentas, no podrá acceder a otras con esa misma clave.

También es recomendable utilizar 'passphrases' en lugar de 'passwords'; utilizar una frase completa para acceder a sitios web puede ayudarle a recordar cuál es su clave, pero gracias a su extensión, se volverá un poco más complicada para descifrar.