Varios residentes se paran en un mercado en Kenema, Sierra Leona. La cifra de muertos por un brote de Ébola se sitúa en 1145 en cuatro países de África occidental: Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Varios residentes se paran en un mercado en Kenema, Sierra Leona. La cifra de muertos por un brote de Ébola se sitúa en 1145 en cuatro países de África occidental: Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médicos sin Fronteras) alimenta a un niño víctima de Ébola en un centro de MSF en Kailahun.   FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médicos sin Fronteras) alimenta a un niño víctima de Ébola en un centro de MSF en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Varias mujeres esperan con niños para ver a un médico en frente del centro de salud en Kandopleu, cerca de la frontera con Guinea y Liberia.  FOTO: ISSOUF SANOGO/AFP

Varias mujeres esperan con niños para ver a un médico en frente del centro de salud en Kandopleu, cerca de la frontera con Guinea y Liberia. FOTO: ISSOUF SANOGO/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médico sin fronteras) se encuentra en una instalación de tratamiento de Ébola en Kailahun. Las organizaciones de salud están estudiando el posible uso de drogas experimentales para combatir este brote. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médico sin fronteras) se encuentra en una instalación de tratamiento de Ébola en Kailahun. Las organizaciones de salud están estudiando el posible uso de drogas experimentales para combatir este brote. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Una señal de alerta colocada fuera de un hospital del gobierno en Freetown anuncia los peligros de Ébola. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Una señal de alerta colocada fuera de un hospital del gobierno en Freetown anuncia los peligros de Ébola. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Miembros del equipo de entierro del gobierno de Sierra León visten ropa protectora para desinfectar un ataúd en las instalaciones de los Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Miembros del equipo de entierro del gobierno de Sierra León visten ropa protectora para desinfectar un ataúd en las instalaciones de los Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

La gente camina cerca de una señal de la ciudad en Freetown. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la última cifra de muertos por el virus Ébola en Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria había cobrado más de 1000 vidas. FOTO: CARL DE SOUZA

La gente camina cerca de una señal de la ciudad en Freetown. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la última cifra de muertos por el virus Ébola en Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria había cobrado más de 1000 vidas. FOTO: CARL DE SOUZA

Un trabajador médico de MSF, con ropa de protección escribe los datos de un paciente detrás de una barrera en un centro de MSF en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF, con ropa de protección escribe los datos de un paciente detrás de una barrera en un centro de MSF en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Una mujer lava la ropa en la ciudad de tugurios Kru en Freetown.  FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Una mujer lava la ropa en la ciudad de tugurios Kru en Freetown. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médicos Sin Fronteras) comprueba su ropa de protección en un espejo en un centro de MSF en Kailahun.  FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

Un trabajador médico de MSF (Médicos Sin Fronteras) comprueba su ropa de protección en un espejo en un centro de MSF en Kailahun. FOTO: CARL DE SOUZA/AFP

La vida cotidiana de las víctimas del Ébola

El distrito de Kailahun Kenama está en el epicentro del peor brote de Ébola en el mundo, sus habitantes continúan son sus labores diarias en medio de medidas para prevenir que el virus mortal llegue a la nación de África occidental.