Las personas mayores, en su mayoría, se mantiene abrigada y protegiéndose la nariz y la boca con bufandas. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Las personas mayores, en su mayoría, se mantiene abrigada y protegiéndose la nariz y la boca con bufandas. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Hasta las 22:30, al menos cuatro de estos lotes, con capacidad para 30 000 personas aproximadamente, estaban totalmente llenos. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Hasta las 22:30, al menos cuatro de estos lotes, con capacidad para 30 000 personas aproximadamente, estaban totalmente llenos. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Pasadas las 17:00 se permitió el acceso al interior del parque donde se va a dar la misa campal. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Pasadas las 17:00 se permitió el acceso al interior del parque donde se va a dar la misa campal. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Los ciudadanos llegaron masivamente para obtener una buena ubicación en el terreno de 50 ha, que está dividido en 33 bloques. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Los ciudadanos llegaron masivamente para obtener una buena ubicación en el terreno de 50 ha, que está dividido en 33 bloques. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Los feligreses llegaron desde varios puntos de Guayaquil, así como del Guayas, Santa Elena, El Oro, Azuay, Cañar, Los Ríos, Loja e incluso del norte de Perú. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Los feligreses llegaron desde varios puntos de Guayaquil, así como del Guayas, Santa Elena, El Oro, Azuay, Cañar, Los Ríos, Loja e incluso del norte de Perú. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

En carpas, sacos de dormir, sobre cobijas, o simplemente sobre cartones, muchas personas esperan dormir en la madrugada. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

En carpas, sacos de dormir, sobre cobijas, o simplemente sobre cartones, muchas personas esperan dormir en la madrugada. Foto: Enrique Pesantas/ EL COMERCIO.

Fieles esperan la llegada del papa Francisco al parque Samanes

Si bien muchas personas llegaron a las inmediaciones del parque Samanes desde muy temprano, no fue sino pasadas las 17:00 en que se permitió el acceso al interior donde se va a dar la misa campal, tras la presión que comenzaron a ejercer los feligreses, varios de los cuales lograron pasar el cerco policial.