¿Cuánto tiempo puede estar fuera del cargo el Defens…
Juez ordenó traslado del Defensor del Pueblo a la Cárcel 4
‘Hoy no circula’ volverá desde el 21 de mayo
Policía encontró armas embaladas en el interior de u…
Tungurahua registró 56 personas contagiadas de covid…
¿Qué pasará en el feriado del 24 de mayo, sin el est…
Guayaquil marca una tendencia a la baja en casos y m…
Biess bajó la tasa de hipotecarios populares a 5,99%…

Los zapatos de Messi se vendieron por USD 172 881 en una subasta

Los zapatos de Messi son parte de una subasta. EFE

Los zapatos de Messi son parte de una subasta. EFE

Los zapatos de Messi son parte de una subasta. EFE

Los zapatos con las que Lionel Messi superó a Pelé, en diciembre de 2020, como máximo goleador con un mismo equipo se vendieron este 30 de abril de 2021 en una subasta en línea de Christies por 125 000 libras (USD 172 881), que se destinarán a un programa del hospital Vall dHebron.

Tras batir la marca de ‘O Rei’, de 643 goles, en un partido contra el Valladolid, los zapatos del crack argentino han vuelto a firmar otro récord al subastarse por el mayor precio jamás pujado por un calzado usado de fútbol, un título que antes ostentaban las botas que lució el francés Paul Pogba en la final del Mundial de Rusia 2018, vendidas por USD 44 496.

Tras su histórico gol 644, Messi donó sus Adidas al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), que acordó con el blaugrana subastarlas para dedicar los beneficios al programa “Arte y Salud”, una iniciativa que el museo lleva a cabo junto con el Hospital Universitario Vall dHebron y el Instituto Catalán de la Salud.

A través de varias actividades, el proyecto ahonda en el arte como herramienta terapéutica y preventiva para mejorar la salud física y emocional de niños y de sus familias, una causa que para Messi significa poder “devolver algo a todos los niños que luchan por su salud”, aseguró el argentino en un comunicado.

Los zapatos, ambos firmadas por el 10 del FC Barcelona, lucen las inscripciones “Antonella Roccuzzo” (pareja de Messi) y “Thiago, Mateo y Ciro” (sus tres hijos) con sus fechas de nacimiento, una personalización visiblemente desgastada por las idas y venidas en el terreno de juego.

Incluso para la casa de subastas londinense Christies, acostumbrada a tratar cada día con “objetos maravillosos”, resulta inusual “coincidir con un par de zapatos de tanta importancia que pertenezcan a un jugador que todavía es un héroe y que sigue cumpliendo”, remarcó a Efe Zita Gibson, directora de colecciones privadas e icónicas.