10 de noviembre de 2019 13:02

Los triunfos de Independiente del Valle han sido un bálsamo en años de crisis

Luis Fernando León (cent.), jugador de Independiente del Valle, celebra con la Copa Sudamericana

Luis Fernando León (cent.), jugador de Independiente del Valle, celebra con la Copa Sudamericana. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Pablo Campos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Fernando León lleva 10 años en Independiente del Valle. Llegó a los 16 años y ahora a sus 26 es capitán del equipo y marcó el primer tanto en la conquista de la Copa Sudamericana. Antes de viajar, el defensa central hizo una reflexión: “nuestros logros deportivos han coincidido con momentos duros del país. En el 2016, el terremoto y en esta campaña el paro nacional que nos afectó a todos. Por suerte el equipo pudo traer alegrías a la gente”, razonó el zaguero.

Coincidencia o no, Independiente alcanzó sus dos hitos más importantes en años convulsos para el país. El 16 de abril del 2016, un terremoto de 7,8 en la escala de Ritcher devastó al país y cegó la vida de 671 personas y dejó miles de damnificados. Ese mismo año, los directivos del cuadro rayado decidieron donar todas sus taquillas para ayudar a los perjudicados por el desastre natural. El 6 de julio de aquel año, el equipo entregó al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo la suma de 341 535 dólares, un monto recaudado en las taquillas de sus partidos de la Copa Libertadores. 1 500 familias de Manabí y Esmeraldas fueron beneficiadas.

En dicha temporada, Independiente alcanzó la final de la Copa tras tumbar a colosos como River y Boca Juniors. En la final, cayó ante Atlético Nacional de Colombia.

Esta temporada, Independiente volvió a ser protagonista en un torneo internacional: la Copa Sudamericana. Sucedió también en medio de una coyuntura de agitación social como el paro indígena que comenzó el 3 de octubre y concluyó el domingo 13 en medio de protestas de extrema violencia y conmoción social.

Durante el paro, Independiente se alistaba para jugar la final de la Copa. El 25 de septiembre se clasificó al partido decisivo tras tumbar a Corinthians. “En aquellos días era complicado todo. Había días que no sabíamos si podíamos llegar a entrenar. Estábamos muy preocupados”, confesó León.

El entrenador Miguel Ramírez, a su llegada a Quito, también se pronunció sobre las coincidencias entre los momentos de agitación y los logros de Independiente. “Por suerte pudimos regalarle un título a la gente luego de jornadas difíciles y de conmoción en el país. Pudimos traer alegrías”, dijo el DT español.


Clic en la imagen para revisar un especial sobre Independiente del Valle


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (5)