Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

El triunfo de la ‘Mini-Tri’ tuvo dedicatorias y ya se piensa en Chile

Ecuador y Colombia juegan en el estadio Olímpico de Riobamba el 20 de enero del 2017.  Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Ecuador y Colombia juegan en el estadio Olímpico de Riobamba el 20 de enero del 2017. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Ecuador y Colombia juegan en el estadio Olímpico de Riobamba el 20 de enero del 2017. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Euforia total. El primer triunfo de Ecuador en el Sudamericano Sub 20 tuvo matices de alegría. Después de la victoria ante Colombia hubo una cena especial en la hostería El Toril, en Riobamba. ‎Los juveniles disfrutaron de asados en medio de una algarabía.

El capitán y guardameta de Ecuador, Gabriel Cevallos, arengó a sus compañeros a lograr la victoria y dedicar el resultado a los dos seleccionados que fueron separados de la concentración por presuntas irregularidades en sus identidades y en las edades.

El DT Javier Rodríguez, puertas afuera, dijo que la salida de dos juveniles no afectó al grupo. Sin embargo, en la celebración de la victoria, la mayoría de los jugadores se acordaron de los ausentes.

Jordy Caicedo, autor del cuarto gol, en la agonía del juego, dedicó su tanto a la familia y a la hinchada riobambeña que volvió a llenar el estadio Olímpico de Riobamba.

El lateral Pervis Estupiñán también hizo gestos tratando de explicar que su gol fue dedicado a toda la gente. “El apoyo desde las gradas fue fundamental para no bajar los brazos. Gracias a todos por confiar en nosotros”, dijo a la salida del estadio.

La calma volvió al grupo. Ecuador regresará a las prácticas este sábado 21 de enero en el complejo El Batán, a las 16:00. ‎Allí Rodríguez comenzará a preparar el partido ante Chile, en el Bellavista de Ambato.

El cálculo de los anfitriones es lograr la victoria para buscar la clasificación al hexagonal final.

El sueño mundialista aún está distante para Ecuador. Por ahora la prioridad será avanzar a la siguiente ronda.

 

Suplementos digitales