21 de mayo de 2020 00:00

César Rincón se enfiló camino a la gloria hace 29 años

El 21 de mayo de 1991, César Rincón abrió por primera vez la puerta grande de Madrid. Desde allí se volvió figura. Tomado de El Mundo

El 21 de mayo de 1991, César Rincón abrió por primera vez la puerta grande de Madrid. Desde allí se volvió figura. Tomado de El Mundo

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Fiesta Brava  (I)

Un sueño. Una realidad, una proyección hacia la cumbre del toreo.
Tal día como hoy, el 21 de mayo de 1991 el torero colombiano César Rincón empezaba su despegue definitivo.

Tanto que, como titula su autobiografía escrita a cuatro manos con Javier Villán, todo fue de ‘Madrid al cielo’.

César Rincón nació en Bogotá. En la Plaza Santamaría se doctoró matador con Antonio Chenel, ‘Antoñete’ como padrino. Rincón fue grande entre los buenos toreros de Colombia. Había más.

Ese día el solo anuncio en la cartelería de la mundialmente famosa Feria de San Isidro ya era un logro muy grande.

La corrida era de Baltasar Ibán (hierro que, sin saberlo marcaría su historia). Curro Vásquez y Miguel Espinosa Armillita, en la terna.

El festejo se transmitió por Televisión Española. Escuchar una y otra vez la transmisión es revivir uno de los pasajes más emocionantes para la torería americana.

Fernando Fernández Román narraba con su voz entrecortada el triunfo grande del nuevo César del toreo.

Dos orejas, puerta grande , camino inequívoco a la gloria.
Esa noche Luis Álvarez, su apoderado, le convenció en el baño del hotel repleto de partidarios y compatriotas de aceptar repetir actuación.

Rincón le dijo que podía devolver el triunfo y las orejas con lo exigente que es la actuación de Madrid.

Álvarez lo convenció. ‘Ya tenemos 30 corridas firmadas con el triunfo de hoy, le dijo y son 150 millones de pesetas, USD 70 000, cifra que nunca había visto hasta entonces.

La corrida de Murteira Grave permitió otro explosivo triunfo. Nunca había sucedido. Dos puertas grandes a día seguido. De allí a un mano a mano con Ortega Cano en la corrida de Beneficencia.

El milagro no era casualidad. Todo empezó en Quito. 1990, 8 de diciembre toros del mismo origen, Santa Rosa (Baltasar Ibán). Tres orejas. ‘Quito fue el portaviones’, su primera feria internacional, recordó el maestro en entrevista con el programa Torerías, que se transmite en Radio Quito. 4 salidas a hombros en 1991. 6 en total en Madrid. Y otro Baltasar Ibán, ‘Bastonito’, lo consagró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)