Apertura de Rumichaca se iniciará con los transporti…
Depuración de partidos y procesos de control evidenc…
Gobierno lanzará campaña contra la desnutrición crón…
Un paciente murió por la variante Delta en Ambato
Fiestas de Quito reducen su aforo máximo al 50%
Brasil cancelan fiestas de fin de año por ómicron
Ecuador prohíbe el ingreso a viajeros de África por Ómicron
Ecuador no cerrará fronteras por nueva variante

Rojas se convirtió en la figura de Emelec, con la ayuda de Rescalvo

Joao Rojas marcó un doblete en el Clásico del Astillero del domingo, en el Monumental.

Joao Rojas marcó un doblete en el Clásico del Astillero del domingo, en el Monumental.

Joao Rojas marcó un doblete en el Clásico del Astillero del domingo, en el Monumental. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Las pifias e insultos en contra de Joao Rojas se convirtieron en aplausos y cánticos. El atacante evita recordar sus malos momentos en Emelec y aprovecha cada entrevista para hacer un llamado a la unidad de los hinchas del club.

En la fecha 9 de la LigaPro, el 14 de abril, falló un penal ante Guayaquil City que determinó una derrota eléctrica. Ese día las críticas de la hinchada se direccionaron al jugador de 22 años, mientras su madre, Nery, lloraba en las gradas del estadio Christian Benítez.

Ese día Rojas salió de la cancha pidiendo perdón, luego se llevó las manos a los hombros, donde tiene tatuados los nombres de sus padres.

Seis meses después, en un Clásico del Astillero, Rojas tuvo su revancha en el punto penal. Su gol, desde los 12 pasos, se complementó con el tanto que marcó sobre el final del partido. Su juego fue determinante en la goleada 3-0 sobre Barcelona SC, en el estadio Monumental, el domingo 21 de octubre de 2019.

Lejos de increpar a los hinchas, Rojas celebra sus goles señalando a las gradas y pidiendo unidad. Hace lo mismo en sus cuentas de redes sociales, donde destaca el compromiso de sus compañeros, para clasificarse a los ‘playoffs’.

En el último mes, el deportista anotó tres goles y dio dos asistencias. Además, con su velocidad y drible es el jugador más peligroso de los eléctricos. “Lo de Joao es digno de destacar, vino de menos a más este año”, dijo Ángel Fernández, exdelantero azul.

Además, fue determinante en la clasificación a las semifinales de la Copa Ecuador, con el gol que le marcó a Técnico Universitario. “Se destaca en los dos torneos, es el eje del equipo, está aprovechando sus oportunidades”, completó el ‘Cuchillo’.

Tras su doblete en el clásico, recibió felicitaciones de los exjugadores Marcos Mondaini, Ángel Mena, Ayrton Preciado… En el camerino recibió una ovación de sus compañeros, que festejaron el triunfo.

Reconoce que desde que llegó a Emelec –en enero del 2017- su rendimiento fue irregular. En ese período ha sido llamado a la selección Sub 20 y las lesiones complicaron su adaptación al club, con el que tiene contrato vigente hasta diciembre del próximo año.

Se tatuó sobre su costilla derecha una frase que su papá (Jhonny Rojas) le decía en su niñez: “La flecha lanzada, la palabra dicha y la oportunidad perdida, tres cosas que no recuperas”.

El entrenador Ismael Rescalvo fue quien lo consolidó en el club, como segundo delantero. Antes de la llegada del DT español, Rojas alternaba como suplente o como extremo, ahora realiza recorridos por los carriles centrales.

“Viene jugando muy bien, creo que su juego está mejorando el rendimiento de sus compañeros y ellos a su vez lo están haciendo mejorar a él”, dijo el entrenador, respecto al juego que muestra el deportista nacido en El Guabo, El Oro, pero que se crió en el barrio San Juan, centro de Quito.

Tienen una buena relación, Rescalvo suele conversar con él durante las prácticas; allí le explica los movimientos que quiere que haga en la cancha, como combinarse mejor con sus compañeros y le recalca la importancia de su juego individual para el equipo.

Esa confianza hizo que cumpliera con su mejor temporada, desde el 2015, cuando debutó en el fútbol profesional, con Aucas. “Ismael (Rescalvo) es muy exigente, pero con él hemos mejorado mucho, no ha sido fácil la adaptación a su sistema”, confesó el orense.

Suplementos digitales