18 de septiembre de 2020 13:01

Richard Carapaz también dejó ganar a sus compañeros años atrás, en carreras en España y en Ecuador

Richard Carapaz, durante su participación en la Copa de España Sub 23, cuando él llegó a meta junto a sus compañeros de equipo Héctor Carretero y Marcos Jurado, del equipo Lizarte. Foto: Equipo Lizarte

Richard Carapaz, durante su participación en la Copa de España Sub 23, cuando él llegó a meta junto a sus compañeros de equipo Héctor Carretero y Marcos Jurado, del equipo Lizarte. Foto: Equipo Lizarte

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Martha Córdova

“Un orgullo haber tenido en nuestras filas a un ciclista y persona como él", publicó en su red social Twitter el equipo Lizarte, el primero que fichó a Richard Carapaz en Europa, en el 2016.

El equipo filial del Team Movistar de España destacó el gesto de desprendimiento que tuvo en el Tour de Francia el jueves 17 de septiembre de 2020, en la etapa 18, cuando dejó que su compañero de equipo Mikal Kwiatkowski pase primero la línea de meta.

El ciclista ecuatoriano protagonizó esas acciones en dos carreras cuando formó parte del Lizarte: una de ellas en Durango (España), en su primera carrera en la Memorial Aitor Burgallo y un mes después en la disputa de la Copa de España Sub 23 en la Clásica Ciudad de Torredonjimeno cuando él llegó a meta junto a sus compañeros de equipo Héctor Carretero (ganador) y Marcos Jurado.

"No teníamos ninguna duda de que Richard cedería la victoria a Kwiatkowski. Ya lo hizo en su primera carrera con nuestros colores, en Durango, allá por 2016. ¡Orgullosísimos de ti, Richard Carapaz!”, publicó Lizarte.


Ese mismo año ganó la Vuelta a Navarra y fue promovido al Team Movistar, donde debutó en el World Tour y llegó a competir con los mejores del mundo.


El periodista ecuatoriano Ernesto Almeida, especializado en ciclismo, recordó que Carapaz, que lideró la Vuelta Ciclística al Ecuador en el 2014 hasta la última permitió que Juan Carlos Pozo se corone campeón.

Otro hecho para recordar también es su gesto de convertirse en gregario de Mikel Landa en el Giro de Italia del 2019, cuando vestía con la ‘maglia’ rosa. En la penúltima etapa trabajó para que el español pueda subir al podio, en el tercer lugar. Hizo el trabajo de desgaste, pero Landa no pudo descontar los segundos que el hacían falta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (5)