Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Australia detecta el primer caso local de la variant…

Ecuador juega ante dos ‘monstruos’

Roberto Quiroz y Emilio Gómez.

Raúl Viver se sorprende cada vez que le preguntan sobre el tiempo que tiene de capitán de Copa Davis de Ecuador. Lleva 28 años en ese puesto, tal vez un récord que revisará la Federación Internacional de Tenis (ITF). “Cuando me lo dicen, sí me impacta porque ha pasado tanto tiempo”, reconoce el ‘Flaco’.

El capitán, que también defendió por 13 años a Ecuador, lleva una vida ligada a la selección mayor de tenis del país. “Es algo que me apasiona y me encanta representar al Ecuador”, agrega Viver, quien hoy estará otra vez dirigiendo a un grupo de tenistas en las finales de la Copa Davis.

El ‘Flaco’ tiene ahora una misión difícil pero no imposible. Él lidera el equipo nacional que se clasificó entre los 18 mejores países del mundo del tenis a escala de selecciones. Y hoy desde las 10:00 (hora de Ecuador), en el Madrid Arena, tiene una prueba de fuego porque su primer rival será España, la actual campeona del mundo en Copa Davis.

¿Es un rival difícil? “Por supuesto que lo es. Ecuador no es el favorito, pero en esta competencia siempre hay triunfos distintos. Se juega por equipo y aquí el tenis se maximiza”, reconoció Roberto Quiroz, la segunda raqueta ecuatoriana.

Ecuador llegó a Madrid tras vencer en 2019 a Japón, en Tokio, que tenía a Kei Nishikori como favorito y del que decían que iba a arrasar a Ecuador. Pero eso no sucedió, porque los ecuatorianos salieron airosos, tal como lo hicieron el 2000 en Londres, tras vencer en el mismo templo del tenis de Wimbledon a Inglaterra, con los hermanos Lapentti.

Los tenistas que saldrán a jugar hoy y también mañana son Roberto Quiroz y Emilio Gómez, hijo del legendario Andrés, en individuales; y Gonzalo Escobar y Diego Hidalgo, en dobles. El cuarteto se enfrentará a Pablo Carreño, ­Roberto Bautista, Feliciano López, Pedro Martínez y Marcell Granollers.

“La tarea es difícil porque tenemos a las dos potencias más grandes en tenis, que han ganado los últimos títulos por países. Es un lindo desafío”, reconoció anteayer Emilio Gómez, desde Madrid.

Gómez ya se enfrentó a Carreño en Indian Wells, este año en el Masters 1000 de California. Allí perdió, pero el hijo mayor de Andrés sacó una lección: “No salir a jugar como si hubiera estado en un Challenger. Ellos (los españoles) nos conocen poco y eso es una ventaja”, reconoce Emilio.

El primer desafío de Ecuador será ante España, que en esta ocasión no tiene a Rafael Nadal, y el sábado se enfrentará a Rusia, donde están Daniil Medvédev, Andrey Rublev, Aslan Karatsev, Karen Khachanov y Evgeny Donskoy.

El hecho de enfrentarse a dos de las potencias mundiales del tenis de la actualidad es una oportunidad para mostrar la fortaleza que ha ganado Ecuador a escala de la Davis. Viver elogia lo que ha hecho Escobar este año en el circuito mundial, quien ha estado en todos los torneos grandes de la ATP. Y es 39 en el escalafón mundial de dobles, que lo constituye como la principal carta de presentación.

“Los puntos hay que disputarlos, pelearlos en la cancha para hacer lo mejor posible”, reconoce el ‘Flaco’.

Los jugadores ecuatorianos reconocen que en Copa Davis no suelen diferenciarse por ranking mundial. “Jugamos como país y el ejemplo es Ecuador, porque hemos llegado a las finales de la Davis como equipo”, admite Emilio Gómez, quien tendrá el respaldo de su papá Andrés desde las gradas del Madrid Arena.

Andrés Gómez afirmó, vía telefónica, que a escala de la Davis es distinto porque los tenistas se enfrentan a otras circunstancias de jugar en tres días, distintas a la de semana que se juega un torneo. “Funcionan como un equipo, recurso indispensable a escala de países”, reconoce.

Gómez, que ganó el Roland Garros de 1990, representó a Ecuador por 17 años en competencias de Copa Davis.

Roberto Quiroz

Tiene 29 años. Mide 1,93 metros. Es zurdo. Su entrenador es el ecuatoriano Colón Núñez. Su mejor ranking fue 159 en singles en el 2018. Ha ganado USD 366 845 en su carrera, según la ATP.

Emilio Gómez

Tiene 29 años. Mide 1,85 metros. Es diestro. Ha ganado dos títulos de individuales y dos de dobles de la categoría ATP Challenger Series. Registra USD 603 316 obtenidos en su carrera, según la ATP.

Suplementos digitales