15 de febrero de 2020 00:00

Juan Manuel Correa: ‘Me parece irreal saber que estuve en ese accidente’

El piloto ecuatoriano Juan Manuel Correa está en Quito. Él espera continuar con su recuperación para volver a la alta competencia. Foto:  @JMCorrea__

El piloto ecuatoriano Juan Manuel Correa está en Quito. Él espera continuar con su recuperación para volver a la alta competencia. Foto: @JMCorrea__

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Martha Córdova. Redactora (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘He visto muchas veces el video. Me parece un poco irreal, se me paran los pelos de punta saber que estuve involucrado en ese accidente”,destacó Juan Manuel Correa, piloto ecuatoriano que el 31 de agosto del 2019 protagonizó un incidente mientras se desarrollaba una carrera del Campeonato Mundial de la Fórmula 2 en Bélgica.

El quiteño, de 21 años, está de visita en el país mientras continúa con su rehabilitación. El brillo en sus ojos y la sonrisa no han desaparecido, en ellos se refleja su deseo de volver al mando de un monoplaza. “Estaré de vuelta en el 2021, porque el sueño de llegar a la Fórmula Uno está allí”.

En ese accidente perdió la vida el francés Anthoine Hubert, un amigo cercano, según dijo. No le satisface el informe del accidente que la semana pasada publicó la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). “No se dice nada de la causa de la muerte. No hay suficientes explicaciones de lo que sucedió. Yo recuerdo que mi auto topó con algo y un alerón se metió debajo”.

Luego vino esa curva ‘ciega’, porque no existe visibilidad del siguiente tramo de la pista. “En ningún momento perdí la conciencia, pero si me di cuenta que era un accidente grave, porque enseguida sentí el dolor en las piernas”.
Reconoció que han sido seis meses muy duros para él y su familia. Que su vida estuvo en peligro, que los médicos hablaron de la posibilidad de una amputación de su pierna derecha, que aún la mantiene inmóvil y con una ‘jaula de metal’. Ya perdió la cuenta de las operaciones a las que ha sido sometido, y aún tiene que someterse a otras más.

“El 26 de febrero será la próxima y en tres meses me retirarán la jaula”. Entonces conocerá si su tobillo tiene movilidad. Si no, buscará una alternativa; porque él quiere seguir acelerando los grandes monoplazas. “Si todo sale bien, espero a fines de año volver a conducir un monoplaza. El automovilismo es mi pasión”.

Desde octubre que volvió a su casa en Estados Unidos no deja de ir al gimnasio para cumplir con su rehabilitación. También diseñó un proyecto, porque quiere decirle gracias a Ecuador por todo el respaldo que recibió en esos momentos duros y porque quiere ayudar a personas con discapacidad.
“He vivido los últimos seis meses sobre una silla de ruedas y me ha abierto los ojos de cómo viven las personas con discapacidad. Sé que puedo mejorar su calidad de vida”. Organizar la Fórmula Ecuador, una carrera de karting con pilotos de Fórmula 1 y 2. No dio nombres ni detalles, pero son sus amigos cercanos.

“Espero el respaldo de la empresa privada y todo lo que se recaude servirá para campañas de inclusión”.

La visita del piloto británico Billy Monger, de 20 años, que utiliza prótesis por amputaciones en sus piernas, se transformó en su inspiración. “Hicimos un ‘click’ de inmediato, porque él sabía lo que me estaba ocurriendo”.

Psicológicamente ha trabajado para recuperarse del impacto, del accidente y de la pérdida de un amigo. Sus ojos brillaron más cuando habló de la experiencia que vivió una semana antes del accidente al subirse al monoplaza de la F1. “Fue el mejor día de mi vida”.

Nunca dejó de agradecer el respaldo de sus padres, Juan Carlos Correa y María del Carmen Borja. Estuvieron dos meses al pie de su cama compartiendo cada momento de dolor y de llanto. En estos meses de rehabilitación ha pasado más horas y días junto a ellos. El padre respalda su decisión de regresar a la F2. La madre no quiere que lo haga, pero él sabe que jamás dejará de recibir de ella sus bendiciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)