Dos sismos en Manabí y en Cañar se registraron este …
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …

Walter Llerena: ‘Neisi es carismática, alegre; es una chica extraordinaria’

Walter Llerena es el seleccionador de pesas de Aruba. Llerena enseñó a Neisi la técnica del levantamiento de pesas. Foto: Twitter de @KVerdezoto17

Walter Llerena es el seleccionador de pesas de Aruba. En la década de los ochenta y noventa ganó medallas nacionales, bolivarianas, sudamericanas. Luego, se fue a Pastaza para probarse como entrenador. Peinó la zona buscando nuevos talentos para la halterofilia. Entonces su camino se cruzó con el de Javier Dajomes y su hermana, la campeona olímpica Neisi Dajomes.

Los dos eran hijos de Orfelina (+) quien decidió creer en las palabras del entrenador Llerena. ‘Sus hijos tienen talento para el deporte’. La mujer no tenía recursos económicos y dejó el cuidado de sus hijos al entrenador, quien les dio un espacio en su casa para que vivan y se entrenen.

Eso sucedió hace 12 años. Hoy, Llerena vive desde lejos aquella victoria. Lejos por la distancia, pero cerca de las deportistas, que incluso pidieron realizar entrenamientos en Aruba para estar cerca del entrenador. Tras conocerse la victoria, Llerena habló en la Radio Redonda.

“La victoria es producto del esfuerzo, de los años de sacrificio, pese a las trabas dirigenciales”. Llerena tuvo palabras de elogio para su dirigida: ‘Neisi es carismática, alegre. Le encanta lucir, no solo su figura deportiva, sino verse bien físicamente.

Por eso usa siempre esos colores, incluso eso de los zapatos de dos colores. Lo hace con Angie Palacios y cuando estuvieron aquí en Aruba dijeron que iban a mantenerlo hasta los Juegos”.

Llerena mantuvo contacto permanente con la campeona, en los días previos. Intentaba quitarle la presión y siempre le preguntaba por su día a día. Según le contó a este Diario el entrenador, Neisi sentía la presión por la medalla y por todos los mensajes que le llegaban pidiendo la medalla. Al final, pudo procesar la ansiedad y la presión y se llevó la medalla.

Suplementos digitales