El trámite de las amnistías es prioridad para la Asamblea
Ministro de Energía: ‘Cuando estuvo cerrado el catas…
La Tricolor está a 4 puntos del Mundial
Tanatólogos conviven con la muerte y el dolor de la gente
Clases presenciales suspendidas en 193 cantones por …
El repunte de casos de covid-19 incrementa el riesgo…
Erupción del volcán de Tonga, una de las más potente…
Un suicidio conmociona Turquía y genera el debate so…

Anyi Sánchez se perfila a los Olímpicos de la Juventud

La halterista ambateña se ejercita en el gimnasio del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Cuenca

La halterista ambateña se ejercita en el gimnasio del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Cuenca

La halterista ambateña se ejercita en el gimnasio del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Anyi Sánchez es alegre, de pocas palabras, se muestra incómoda al ser entrevistada. Ella habla con resultados en la plataforma. Por segundo año consecutivo confirmó ser la mejor del país en su categoría y quienes la conocen hablan de una pesista con gran proyección.

La semana pasada, en Cuenca, aportó con tres medallas de oro para Tungurahua en la categoría de 76 kilogramos, con motivo de los Juegos Nacionales de Menores. En el coliseo Jorge Calvache levantó 60 kilos en la modalidad de arranque y 85 en envión, dando un total de 145 kilos.

De esa manera, mantuvo la hegemonía que mostró en el 2018 cuando en Ibarra, con 13 años, también sumó tres preseas doradas en los Juegos Nacionales de Menores. En ese entonces alzó 65 en arranque y 75 en envión, contabilizando un total de 140 kilos.

Anyi incursionó en la halterofilia hace tres años por sugerencia de su padre Galo Sánchez, quien quería que aprovechara el tiempo libre. Ella dejó de estudiar ese año y por eso su progenitor la llevó a que practicara el levantamiento de pesas. “Me gustó y ahora me siento feliz como pesista”.

La seleccionada tungurahuense de 14 años tiene como referente a la campeona mundial y panamericana de halterofilia, Leidy Solís. “Es una deportista completa, la admiro por su coraje que muestra en las competencias”.

Su meta es ambiciosa: “quiero clasificar a unos Juegos Olímpicos y subirme al podio”. Después de su retiro de las plataformas tiene otro objetivo: anhela ser una de las mejores entrenadoras de pesas del país.

Es alumna del décimo de básica del colegio particular a distancia Cadvrig. Aquello le permite entrenarse a doble jornada: de 08:00 a 11:00 y de 15:00 a 18:00. Su entrenador es el exseleccionado nacional de pesas, Eduardo Guadamud.

Ella se siente feliz de sus progresos y asegura que gracias al deporte conoce a pesistas de otras provincias e incluso el año pasado viajó a un campamento de 15 días en Lima, Perú. Se muestra alegre al contar sobre esa experiencia, porque “aprendí mucho”.

Guadamud, quien la acompañó a Lima, define a su dirigida como una pesista con futuro. “Tiene grandes condiciones, lo ha demostrado en las dos últimas ediciones de los Juegos Nacionales”. Él destaca la constancia en los entrenamientos y por eso la proyecta para los Juegos Olímpicos de la Juventud del 2022.

El expesista ambateño reconoce que no se debe acelerar los procesos, “hay que ir poco a poco”. La aspiración del estratega es que su alumna sea convocada a las selecciones nacionales para los torneos sudamericanos y panamericanos de la categoría Sub 15.

Guadamud ofrece trabajar con la misma dedicación y paciencia con Sánchez y otras pesistas de Tungurahua. “Vamos a exigirle la misma constancia y disciplina para que pueda conseguirse los éxitos esperados a largo plazo”.
La pesista de 14 años es la única hija de los esposos Galo Sánchez y Magaly Sánchez, quienes son sus principales motivadores. “Todos mis triunfos los dedico a mis padres”.

Ella y su técnico están convencidos que con las seis medallas de oro logradas en las dos últimas ediciones de los Juegos Nacionales de Menores será convocada a la Tricolor.

Suplementos digitales