Lenín Moreno hizo un recuento de su Gobierno a ocho …
Independientes y oposición dominarían la convención …
Instituto Geofísico alerta sobre posible caída de ce…
Personas quedan atrapadas en casas inundadas por río…
Guayaquil: 907 vehículos han sido retenidos desde el…
Exministro de Salud está aprehendido en la Unidad de…
El inicio del toque de queda se alerta en Ibarra con…
Una antigua sirena se activa cada noche para anuncia…

Un muerto y 200 detenidos tras enfrentamiento entre barrabravas de Olimpia y Cerro

Aficionados de Cerro Porteño en el estadio General Pablo Rojas en Asunción (Paraguay). Foto: EFE

Aficionados de Cerro Porteño en el estadio General Pablo Rojas en Asunción (Paraguay). Foto: EFE

Imagen referencia de aficionados de Cerro Porteño en el estadio General Pablo Rojas en Asunción. Foto: EFE

Un enfrentamiento entre barrabravas de los clubes Olimpia y Cerro Porteño, los más populares de Paraguay, dejó como saldo la noche del viernes 30 de agosto del 2019 un muerto, una veintena de heridos y contusos, y al menos 200 detenidos, informó la policía este domingo 1 de septiembre. 

Al menos 157 hinchas fueron imputados por la fiscalía por varios delitos, al tiempo que investiga la muerte de un barrabrava por arma de fuego durante los incidentes.

“Fue una verdadera batalla campal entre hinchas de Olimpia y Cerro”, declaró a periodistas el comandante de la policía paraguaya, Walter Vázquez.

Los incidentes se registraron la noche del viernes en las afueras del estadio polideportivo del Consejo de Deportes de Asunción en una final del fútbol sala entre los equipos de los dos clubes.

Vázquez relató que la violencia se generó en un ataque premeditado de uno de los sectores. Los detenidos seguían declarando el domingo. “La mayoría será imputada por perturbación a la paz pública”, dijo el fiscal Eugenio Ocampos.

El representante del Ministerio Público también ordenó una autopsia al cuerpo del fanático fallecido, perteneciente al Olimpia. Según el balance de las fuerzas del orden, unos 15 vehículos estacionados recibieron impactos de bala y piedras en vidrios y chapería.

La violencia provocó una estampida del público sobre el gramado de juego en medio de escenas de pánico, lo que determinó la suspensión del compromiso cuando transcurrían apenas 30 segundos de juego.