28 de agosto de 2018 00:00

Pablo Repetto dio oportunidad a cinco jugadores alternantes

Los jugadores de Liga de Quito, en una de las prácticas en Pomasqui.

Los jugadores de Liga de Quito, en una de las prácticas en Pomasqui. Foto: Archivo / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Deportes
deportes@elcomercio.com (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las lesiones se han transformado en un dolor de cabeza para Pablo Repetto, entrenador de Liga de Quito. Ayer, seis jugadores no estuvieron en el entrenamiento. Cuatro de ellos por culpa de molestias físicas.

A pesar de eso, ha encontrado reemplazos en su banquillo. De hecho, el estratega uruguayo armó el equipo con al menos dos jugadores por puesto. El año pasado tuvo problemas por contar con una plantilla corta. Ahora las lesiones se volvieron recurrentes, pero siempre halló reemplazos.

Cuando estuvo golpeado Christian Cruz, el lateral izquierdo titular, lo sustituyó con Aníbal Chalá. El defensor choteño jugó como estelar en la segunda etapa del año pasado. Ahora ha disputado 11 partidos. De esos, en su mayoría sustituyendo al ‘Chavo’ Cruz.

Uno de los casos más llamativos es el del argentino Hernán Pellerano. El zaguero llegó al club con una lesión en la espalda. En su recuperación le tocó ser suplente durante la primera etapa. Cuando se lesionó Ánderson Ordóñez, él y Horacio Salaberry se transformaron en sus alternantes. El uruguayo tuvo más chances hasta que también se lesionó.

“Sé que no me he ganado el puesto. Estoy jugando como titular por las lesiones que sufrieron mis compañeros (Ordóñez y Salaberry). Ahora, la idea es que sus ausencias no se noten en el funcionamiento del equipo”, reconoce Pellerano.

Para Repetto, armar el equipo con alternativas fue clave para que la temporada sea más llevadera. Reconoció que en la primera etapa no sufrieron de malestares físicos, pero ahora es usual por la exigencia del campeonato.
Jefferson Orejuela está en observación.

Ahora las alarmas se encendieron por Jefferson Orejuela. El esmeraldeño está bajo observación del cuerpo médico. Aunque no ha sido descartado para el juego del miércoles ante Independiente del Valle, hay un plan B. Jefferson Intriago es el candidato para reemplazarlo. El manabita jugó como estelar ante Guayaquil City, el fin de semana, y podría repetir mañana (16:00) en el Rodrigo Paz Delgado.

El último de los casos graves es el de José Quintero. El ‘Choclo’ sufrió una distensión de ligamento interno de la rodilla izquierda, en el juego ante Deportivo Cali. Estará fuera de las canchas al menos cuatro semanas.

Esta es una oportunidad para Édison Realpe. El guayaquileño de 22 años fue uno de los 12 fichajes realizados esta temporada. Ha jugado ocho cotejos. Llegó para completar el proyecto que pretendía Repetto.

“Es complicado armar un nuevo proceso. Prácticamente, la defensa es nueva y eso origina otro tipo de entendimientos dentro de una cancha”, explica el DT, quien llegó en julio del año pasado.

El entrenador pidió, desde que llegó, el fichaje de un golero, de preferencia extranjero, y tener al menos dos jugadores por puesto. Ya preveía que las lesiones iban a aparecer.

Este año ha sufrido cinco bajas por lesiones, suspensiones y hasta salidas del plantel. Pero siempre encontró variantes.

Cuando se fue Hernán Barcos, Repetto tuvo a Juan Luis Anangonó esperando su oportunidad. El delantero carchense es titular y goleador. Sin embargo, no tiene el puesto fijo en su poder. El cuerpo técnico decidió continuar con sus planes. Trajo otro delantero para completar la vacante que dejó el ‘Pirata’ al irse a Brasil.

Con el colombiano Cristian Martínez Borja completaron la cuota de extranjeros y los cupos en el ataque. El colombiano ya debutó en el equipo. Jugó ante Técnico Universitario y ante el City, el fin de semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (4)