Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Japonesa de 118 años no participará en el relevo de la antorcha en los Juegos Olímpico de Tokio por el covid-19

Kane Tanaka, nacida en 1903, participará de la ceremonia de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a sus 118 años.  Reuters

Kane Tanaka, nacida en 1903, participará de la ceremonia de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a sus 118 años. Reuters

Kane Tanaka, nacida en 1903, participará de la ceremonia de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a sus 118 años. Reuters

La japonesa Kane Tanaka, que ostenta el récord mundial de longevidad con 118 años, ha abandonado sus planes de participar en el relevo de la antorcha olímpica para los Juegos Olímpicos de Tokio debido al riesgo de contagio de coronavirus.

Tanaka, quien cumplió el pasado enero los 118 años, se había inscrito como una de las relevistas para el tramo de la llama olímpica los próximos días 11 y 12 de mayo por la prefectura de Fukuoka, donde reside.

Sin embargo, la anciana ha decidido renunciar a su participación debido “al riesgo de infección para ella y para otras personas con las que comparte residencia”, según dijo un patrocinador del evento a la cadena estatal NHK.

Tanaka está reconocida desde 2019 por el Grupo de Investigación en Gerontología (GRG, en sus siglas en inglés) y el récord Guinness como la mujer de más edad del mundo.

La ruta de la antorcha olímpica comenzó el pasado 25 de marzo en la prefectura de Fukushima y concluirá con el encendido del pebetero en el Estadio Olímpico de Tokio, previsto para la inauguración de los JJOO el próximo 23 de julio.

Debido a la pandemia, los organizadores han pedido a los ciudadanos que no se congreguen al paso de la antorcha cuyo recorrido pasa por las 47 prefecturas de Japón, y han tomado otras medidas como el distanciamiento social entre corredores o el uso de mascarillas entre todo el personal participante.

Además, las autoridades locales de Osaka, Ehime y Okinawa han decidido que el relevo se lleve a cabo en espacios completamente restringidos al público debido al reciente repunte de infecciones de coronavirus, que también ha llevado al Ejecutivo nipón a volver a declarar la emergencia sanitaria en Tokio y otras tres regiones.

Esto no ha impedido que se haya producido ya un primer caso de covid-19 durante el relevo, confirmado la semana pasada en un policía nipón que dio positivo tras participar en las tareas de seguridad y control de tráfico durante el paso de la antorcha por la prefectura de Kagawa entre los pasados días 17 y 18.