Proceso electoral contará con un resupuesto de USD 9…
CNE cerró registro de partidos con 276 agrupaciones …
Desfile cívico se desarrolló en el centro de Guayaqu…
Adulto mayor se enterró vivo en Colombia por falta d…
No todos los asambleístas asistirán al primer Inform…
Furgoneta escolar y vehículo se impactan en carril e…
Ceremonia militar da inicio al festejo del Bicentenario
Lasso pronunciará, este 24 de mayo, su informe tras …

‘Cheerleaders’ se impulsan por la autogestión

El Team Ecuador Coed ganó una presea de oro y una de bronce en el Mundial de Cheerleading y Danza, en Estados Unidos. Foto: Cortesía Adventure Brands

Giselle Cedeño se encuentra cerca del techo del gimnasio Panthers All Stars. Sus brazos casi se acercan a la cubierta del lugar donde funciona el club de ‘cheerleaders’, que reúne a niños de 4 años hasta adultos de 40.

La quiteña de 21 años es sostenida por dos de sus compañeros. Las manos de ambos sirven de soporte a la pierna izquierda de la deportista. Su pierna derecha, en cambio, está semidoblada.

Esta es una de las complicadas rutinas que Cedeño y sus compañeros realizan habitualmente en los entrenamientos del club de esta disciplina que dio una alegría al país, el pasado viernes 22 de abril de 2022, en Orlando, Estados Unidos. Ahí, el Team Ecuador Coed alcanzó  una medalla de oro y otra de bronce.

El equipo nacional superó a potencias como República Checa e Italia. En el torneo intervinieron alrededor de 100 países.

Cedeño quiere llegar algún día a colgarse esa medalla dorada. Para ello, cancela mensualmente USD 30 en el club para entrenarse y mejorar su desempeño.

 “Empecé a entrenarme en mi barrio. A los 17 años fui a mi primera competencia. Desde ahí mejoré mis habilidades”, expresa la deportista que trabaja por las mañanas y se entrena en las tardes.

Los ‘cheerleaders’ ensayan en clubes, escuelas y colegios

El Panthers All Stars es uno de los cerca de 70 clubes de Cheerleaders and Dance que funcionan en Ecuador, de acuerdo con Pamela Chang, presidenta de Adventure Brands y vicepresidenta y entrenadora de la agrupación.

Los niños, jóvenes y adultos se entrenan en los clubes, escuelas y colegios de Quito, Guayaquil, Salinas, Manta, Ibarra. Son las ciudades donde hay más actividad de esta disciplina, según Chang.

El Adventure Brands es una empresa privada  que regula las selecciones nacionales para que puedan competir a escala internacional. Esta compañía realiza audiciones para reunir a los mejores de esta disciplina y competir en los torneos internacionales. Así fue cómo se seleccionó a los 28 tricolores que intervinieron en el Mundial, en los Estados Unidos.

El país no tiene una Federación de este deporte. Según Chang y otros entrenadores de animadores se han realizado varias gestiones para conformar la entidad, pero sin éxito.

“Estamos realizando gestiones para intentar conformar la federación. Ahora hemos tenido más apertura del Gobierno. Este momento, solo tenemos una asociación”, expresa Chang, quien practicó esta disciplina y ahora también es ‘coach’ de Adventure Brands.

Antes de la pandemia por el covid19, la organización registró a más de 2 000 atletas en las competiciones de 2020. En cambio, el año pasado solo se registraron 600 participantes.

Chang es optimista. Cree que más deportistas se interesarán por esta disciplina, tras la obtención del oro en el Mundial. ­

Lucha contra los estereotipos

Diego Bosques, de 35 años, es ‘coach’ de Cheerleading. En su adolescencia esta disciplina era mal vista por las personas, cuenta.

Él empezó a entrenarse en este deporte en su juventud, en el parque La Carolina, en el norte de Quito, y recibía críticas.

“A los que se dedicaban a ser ‘cheerleader’ lo criticaban. Incluso, llegaban a tildarlo de gay”, expresa el ecuatoriano, quien se preparó en Chile. Ahí, fue seleccionado de ese país para un Mundial, donde el equipo terminó en segunda posición.

Con el tiempo, más personas se interesaron por esta disciplina. Ahora, él es entrenador.

Bosques cuenta que sus dirigidos se entrenan una vez por semana, habitualmente los sábados. Los mejores participan en los torneos que son organizados por los propios clubes. Los deportistas financian sus entrenamientos, uniformes y los gastos para las competiciones.

Cada deportista financia sus participaciones para los entrenamientos y las competiciones locales o internacionales.

“Los chicos se pagan todo. Para que una persona acuda, desde Quito, a competir a los Estados Unidos necesitan invertir unos USD 2 500. Tienen que pagar los montos por los entrenamientos, hospedaje y viajes”.

Según Bosques, hay apertura para conformar la federación de esta práctica deportiva.

Integrantes del Club Panthers All Stars, de Cheerleaders anda Dance realizan una rutina, en su gimnasio, ubicado en el norte de Quito. Foto: Carlos Noriega / EL COMERCIO

La tercera, la vencida

Miguel Chuquimbalqui sufrió un esguince de tobillo durante el primer día de participación de Ecuador en el Mundial en Orlando, Estados Unidos.

Ante esta complicación, uno de los entrenadores del equipo lo reemplazó inmediatamente.

Este contratiempo y otros errores de los deportistas generaron dudas en la agrupación de 28 deportistas. Sin embargo, el equipo ecuatoriano se repuso y al final consiguió la medalla de oro, el 22 de abril pasado.

En 2019, el equipo nacional ya sumó una medalla de plata. Algunos de los integrantes de esa selección se mantuvieron y formaron parte del reciente oro.

“A la tercera lo conseguimos”, dice Chang, desde los Estados Unidos. En suelo americano, algunos seleccionados se quedaron para disfrutar unos días libres.

Entre ellos hay abogados, estudiantes y profesionales de otras disciplinas. Para ellos, ser ‘cheerleaders’ es una pasión, pero necesitan costear sus gastos.