8 de mayo de 2018 00:00

La nadadora Sara Palacios buscará una hazaña en el Canal de la Mancha

Sara Palacios en uno de sus entrenamientos en Miraflores

Sara Palacios en uno de sus entrenamientos en Miraflores. Foto: Julio Estrella/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 10
Martha Córdova
Redactora. 
mcordova@elcomercio.com (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Sara Palacios tenía 10 años cuando escuchó la hazaña de Galo Yépez, el único ecuatoriano en cruzar el Canal de la Mancha. “Estaba en su escuela de natación y viví toda la emoción que generó su travesía”, relató la nadadora, quien hoy se ha impuesto convertirse en la primera ecuatoriana en realizar este cruce.

“Me siento lista y segura. He realizado un plan de entrenamiento donde se han considerado todos los aspectos. Estoy adaptando mi cuerpo a las bajas temperaturas, que es el aspecto que más me han recomendado”, añadió la nadadora quiteña de 31 años.

A dos meses de la fecha que tiene asignada para lanzarse al Canal, y nadar de Dover en Inglaterra a Calais, en Francia, mantiene un ritmo alto de entrenamientos. “Galo completó los 34 km en 12 horas, yo espero hacerlo entre 13 y 14 horas”.

De lunes a viernes se entrena en las piscinas de Miraflores y El Batán. En cada jornada nada 6 kilómetros pero las sesiones de trabajo son dos al día. “Los fines de semana voy al lago San Pablo para hacer los entrenamientos más largos, pero la temperatura del agua no es la misma que voy a encontrar en el Canal”.

Yépez, antes de viajar a su travesía, completó 12 horas nadando en el San Pablo. Además combinó su preparación con entrenamientos en mar abierto. “El mes pasado estuve en Lima y nadé 8 horas en la famosa ruta de Oyola, que va desde Chorrillos hasta El Callao en el océano Pacífico”.

Cruzar el Canal de la Mancha es el inicio de su gran proyecto de los Siete Mares. “Después del nacimiento de mi hija, Manuela, de 7 años, incursioné en el montañismo y en el triatlón, pero sentía que no era lo mío. Así que busqué información sobre las competencias para nadadores en la categoría máster”.

Asistió al Sudamericano de Brasil y se motivó a seguir participando, hasta que descubrió este proyecto. “Existe en el montañismo el desafío de las Siete Cumbres y para quienes incursionamos en la maratón acuática (competencias de 10 km en aguas abiertas), se creó los Siete Mares. Solo siete nadadores en el Mundo lo han logrado completar y de ellos tres son mujeres”.

Cuando conoció de los escenarios y distancias, comenzó a recolectar información, y por todo lo que significa el Canal de la Mancha para Ecuador, decidió empezar por este primer desafío.

Desde el año pasado envió toda la documentación requerida. “Ellos quieren tener la certeza que quien va al Canal tiene experiencia y está en perfecto estado de salud”.

Le asignaron las fechas: del 2 al 12 de julio. En esos 10 días debe estar lista para lanzarse al océano Atlántico a la hora que el capitán del barco que le acompañará, le informe. “Esta espera se debe a las condiciones de clima, viento y de tráfico. Las grandes embarcaciones provocan grandes oleajes”.

Con Sara viajará su novio Diego Egas, quien es su jefe de abastos. También su entrenador personal, “desde el barco me tendrá que informar cómo estoy, si debo o no mejorar mi ritmo”. Llevará en su maleta bananas, barras energizantes y geles como lo hacen los maratonistas. “A veces me consiento y llevo unas gomitas de dulce. Me ayudan a recuperarme, las consumo cuando me siento agotada”.

Sus padres, Santiago y Sandra, también la acompañarán, pero aún no sabe si en la barca o solo verla lanzar al mar. “Aún no lo hemos decidido”. Quien sí se quedará en casa será su hija, para quien estará dedicada esta hazaña.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)