19 de octubre de 2019 00:00

La marchista Glenda Morejón dejó a su entrenador y se replantea el futuro

Giovan Delgado y Glenda Morejón, en uno de los entrenamientos de junio pasado, en su ciudad natal, Ibarra.

Giovan Delgado y Glenda Morejón, en uno de los entrenamientos de junio pasado, en su ciudad natal, Ibarra. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 61
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 5
David Paredes
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La marchista Glenda Morejón busca entrenador para continuar su proceso para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Después del Mundial de Atletismo que se disputó en Doha, a finales de septiembre, la deportista y sus familiares se reunieron con Giovan Delgado, quien fue su formador y entrenador desde niña.

La charla fue larga. Morejón agradeció a su descubridor y le comunicó que quería finalizar su relación laboral. El vínculo se inició hace 12 años y en el último lustro la llevó a ser una de las mejores marchistas juveniles del mundo.

Este año impuso la marca de 01:25:29 (1 hora, 25 minutos y 29 segundos, lo que la acerca a los Olímpicos de Tokio 2020 en la prueba de 20 kilómetros marcha. La obtuvo en junio, en La Coruña (España).

Según Delgado, hace dos años, después de que ganara la medalla de oro del Mundial Juvenil, sintió que la relación se quebraba poco a poco.

“Ya se anunciaba hace algún tiempo atrás esta situación. Hay que respetar la decisión que ha tomado. El camino está trazado para que logre la medalla olímpica. Si sigue el plan que ha tenido en estos últimos años, de seguro tendrá éxito en Tokio 2020. Por mi parte, ya estoy deslindado de cualquier responsabilidad a nivel deportivo con Glenda”, asegura Giovan Delgado.

Pero su exentrenador está preocupado. Siente que el cambio abrupto de metodología puede afectar al rendimiento de la andarina de 19 años. Si bien hasta finales del 2019 no hay competencias programadas, deberá seguir en marcha la planificación estipulada con su nuevo entrenador.

La Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA) y el Comité del Alto Rendimiento de la Secretaría del Deporte analizan la situación de la deportista, en especial el nombre del nuevo entrenador. Faltan nueve meses para los Juegos Olímpicos y el tiempo apremia.

Según Julio Idrovo, administrador de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), este organismo se pronunciará al respecto a partir del 5 de noviembre. Hasta esa fecha ya se conocerá quién será el encargado de trabajar con Glenda en el plan de entrenamiento.

“Como Federación estamos prestos a ver todos los requerimientos que solicite y que el proyecto de Alto Rendimiento nos permita entregarle”, aseguró Idrovo.

Por ahora, Glenda está en su etapa de descanso, tras su participación en el Mundial Absoluto de Atletismo de Doha, donde llegó en el puesto 25.

Con la marca que logró en España, además de estar cerca de los Juegos de Tokio, también fue invitada a la gala atlética que organiza la IAAF (Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo), en Mónaco. En este evento, pactado para el 23 de noviembre, participarán los mejores exponentes del atletismo mundial.

“Ella está tranquila. Está en su tiempo de descanso y descarga. Lo mejor es que en esta etapa disfrute del reconocimiento mundial que tiene al ser invitada a la gala de la IAAF”, aclara Gustavo Illing­worth, gerente de la agencia Link Sports, que maneja la imagen y la carrera de Glenda.

Según Illingworth, la Federación será la encargada de encontrarle al nuevo entrenador. El objetivo es que la planificación que se manejaba con Delgado se mantenga.

Para Luis González, entrenador de marcha de la Federación de Loja, encontrarle un entrenador a Morejón debería ser la principal prioridad de la FEA. Si bien la imbabureña tiene la marca base para clasificarse a los Juegos de Japón, aún debe consolidarla y asegurarla el próximo año.

“Le va a afectar el cambio de entrenador. Será cuestión de que se adapte y que tenga personal para ella a tiempo completo. Va a ser rápido, por el talento que tiene y la calidad de profesional que ha demostrado ser”, agregó González.

El tiempo apremia. En enero y febrero se disputará el Campeonato Nacional de Marcha y el Sudamericano. Esta última servirá de clasificatorio para el Mundial. Ahí Morejón deberá ratificar su cupo olímpico.

Luis Morejón, padre de Glenda, aseguró a uno de los diarios de Ibarra cuáles serían las razones por las que ella decidió dejar a Delgado.

“Después de que llegó de España, Glenda me manifestó que se sentía mal y estaba cansada del ambiente en donde se entrenaba. Ahora sucedió lo mismo, luego del Mundial de Doha. Pienso que otro factor fue la falta de campamentos que ella necesita cumplir fuera del país. Su entrenador cuidaba su trabajo y por eso no salió”, dijo el padre de Morejón.

Este mes, Morejón cumplirá con compromisos comerciales adquiridos a inicios de año. Después se concentrará en su entrenamiento hasta finales de la temporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (3)