Policía halló 25 casquillos en el sitio donde fue as…
Romo, Sonnenholzner y Hervas participaron en los Con…
Crisis, Pandora y descontento, la bomba que Guillerm…
Protestas contra certificado covid reúnen a 40 000 p…
Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…
Miembros de mesas de votación podrán cobrar su compensación
Sismo de 4.9 en La Palma, donde volcán permanece activo

Los Miami Heats vencieron a los Magic de Orlando por 96 a 70

En el American Airlines Arena de Miami. Lebron James (derecha), de los Heats, elude a Brandon Bass, de Orlando Magics.

En el American Airlines Arena de Miami. Lebron James (derecha), de los Heats, elude a Brandon Bass, de Orlando Magics.

Los Miami Heat vencieron anteanoche 96-70 a Orlando Magic en la American Airlines Arena, donde mostraron que poseen los ingredientes para imponerse en la fuerte Conferencia Este y luchar por la corona de la NBA.

Muchas interrogantes y también duelos de palabras entre los directivos de ambas franquicias antecedieron el partido de los dos equipos de Florida.

Pero en la cancha no hubo dudas: Dwyane Wade, LeBron James y Chris Bosh resultaron superiores a Dwight Howard, Rashard Lewis y el base Jameer Nelson.

Wade fue el verdugo de los visitantes con 26 tantos, mientras James sumó 15 y Bosh los escoltó con 11, la misma cifra que Udonis Haslem en el partido.

“Cuando Chris (Bosh) y yo decidimos unirnos a él (Wade), e incluso el resto de los chicos, esto es lo que pensamos”, dijo James. “¿Será una victoria de 26 puntos cada noche? No, es la NBA y sabemos eso, pero los fans vinieron y lo menos que podemos hacer es jugar duro para ellos”, agregó.

Las expectativas por presenciar el encuentro llegaron a tal dimensión que el precio promedio de las entradas osciló entre los USD 325 y un par de asientos cercano al tabloncillo se vendieron por la suma de USD 25 884. Esa versión la dijo el sitio en Internet www.stubhub.com, que afirmó haber realizado la transacción.

Howard encabezó la ofensiva de los Magic con 19 tantos, pero todos fueron en la primera mitad.

En la parte complementaria hizo tres lances al cesto y los falló. También tuvo que abandonar el encuentro antes de lo previsto por acumulación de faltas.

Ambos equipos igualaron el primer parcial a 24 unidades, con altibajos en el marcador para uno y otro durante esos 12 minutos. Pero los Heat lograron seis puntos de ventaja cuando fueron al descanso de medio tiempo.

Mas adelante, el ritmo y la intensidad de las acciones se incrementaron en la escuadra de Miami, con Wade como artífice del ataque, mientras sus adversarios carecían de precisión en los tiros.

“Creo que su defensa fue muy buena”, dijo el entrenador de los Magic, Stan Van Gundy. “Por la manera en que pasaban la pelota se nos hizo difícil conseguir un buen movimiento del balón. Los pases son un gran problema con nuestro equipo. En serio lo son”.

Esa segunda parte del partido resultó de total dominio del Heat, que acumuló 45 puntos por 25 de los Magic. Ahora los Heat tienen un balance de dos triunfos y un revés y los Magic acumulan una derrota y una victoria en lo que va de la NBA.

El balance de los jugadores que ficharon esta temporada para los Heat (Lebron James, el escolta Dwyane Wade y el alero Chris Bosh es positiva, ya que entre los tres han aportado un promedio de 82 tantos por partido.

Estas tres figuras firmaron contrato por cinco y seis temporadas para el equipo de Miami.

El próximo 2 de noviembre, los Miami Heat enfrentarán a los Timberwolves, este partido servirá para saber si en verdad el equipo es uno de los favoritos para conseguir la corona de la NBA.

Los Lakers serán uno de los rivales a vencer en esta temporada por el título.

Suplementos digitales