28 de diciembre de 2018 11:15

El médico sancionado por el caso Michael Arroyo renunció a Barcelona SC

Michael Arroyo es sacado en una camilla, el 14 de octubre pasado. Lo acompaña el médico (centro) Gustavo Peralta. Foto: API para EL COMERCIO

Michael Arroyo es sacado en una camilla, el 14 de octubre pasado. Lo acompaña el médico (centro) Gustavo Peralta. Foto: API para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 14
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Gustavo Peralta presentó su renuncia como médico del Barcelona Sporting Club la tarde del jueves 27 de diciembre de 2018, un mes después de haber sido suspendido por cuatro años -ante la FEF- debido al problema de ‘doping’ positivo de Michael Arroyo.

Junto a Peralta salieron otros nueve especialistas médicos y de fisioterapia que colaboraban con el club canario y formaban parte del Instituto de Medicina Deportiva y Ortopedia (IMDO), que es dirigido por el galeno.

Peralta presentó una apelación a su sanción, en la que se solicitó que tanto Arroyo como él sean atendidos en la misma audiencia. Sin embargo, esto no fue aceptado por el Tribunal de Apelaciones de la FEF, que citó al jugador para este 28 de diciembre y excluyó al médico.

Arroyo, que recibió una suspensión de un año, se presentará ante el tribunal a las 16:00. El abogado de Peralta, Shuber Urgilés, solicitó que esa audiencia se suspenda para que ambos imputados sean atendidos al mismo tiempo, por el “principio de conexidad”.

Según la Comisión Disciplinaria de la FEF, Peralta fue responsable en la suministración de una sustancia prohibida al delantero, previo al partido entre Barcelona SC y Emelec, el pasado 14 de octubre, en el Clásico del Astillero.

Michael Arroyo, ahora sancionado por dopaje, en un cotejo de Barcelona contra Emelec en abril del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Michael Arroyo, ahora sancionado por dopaje, en un cotejo de Barcelona contra Emelec en abril del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO


Las muestras de orina del deportista detectaron la presencia de hidrocotiazida, un diurético que según la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), sirve para enmascarar la presencia de otras sustancias prohibidas, anabólicos y drogas sociales.

El médico llegó al club en el 2015, cuando José Francisco Cevallos asumió la presidencia. Él se sumó por su cercanía con Carlos Alfaro Moreno –que también renunció a su cargo como vicepresidente-, ya que era el jefe de médicos de sus academias formativas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)