5 de febrero de 2020 11:52

Marchistas ecuatorianas de 50 km se sienten frustradas y discriminadas por decisión del TAS

Johana Ordóñez durante sus entrenamiento en la pista sintética Jefferson Pérez, en Cuenca. Le acompaña su esposo, Henry Beltrán (izq.). Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Johana Ordóñez durante sus entrenamiento en la pista sintética Jefferson Pérez, en Cuenca. Le acompaña su esposo, Henry Beltrán (izq.). Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las ecuatorianas Johana Ordóñez, Magaly Bonilla y Paola Pérez se sienten tristes y discriminadas por la exclusión de la prueba de 50 kilómetros marcha de los Juegos Olímpicos de este año en Tokio. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se declaró “incompetente” para acatar la solicitud de incluir los 50 km damas.

En mayo del 2018, Ordóñez, Bonilla y Pérez alcanzaron la medalla de plata por equipos para Ecuador en 50 km dentro del Mundial de Marcha que se realizó en Taicang, China. Además, Ordóñez fue campeona de 50 km en los Juegos Panamericanos del 2018 en Lima, Perú. Por eso, había gran expectativa con miras a Olímpicos en Tokio.

Ordóñez, quien con marchistas de diferentes países del mundo lucharon por la inclusión de los 50 km damas, confesó sentirse triste y frustrada. “La resolución debía darse en septiembre del 2019, se fue postergando mes tras mes hasta tomar una decisión y decir simplemente que no les compete”. Su última participación en esa distancia será en la Copa Mundo de Marcha en Bielorrusia, el 2 y 3 de mayo.

A criterio de Ordóñez, excluir la prueba femenina de 50 km marcha va contra de todos los principios del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre la igualdad de género. “No hemos sido escuchadas ni valoradas, es una falta de respeto, han jugado con los sentimientos de las mujeres, es una discriminación directa”.

Pérez y Bonilla compartieron los criterios de Ordóñez y también cuestionaron la demora del TAS en dar su resolución. Por esa tardanza, las andarinas decidieron priorizar su preparación en la distancia de 20 km. Precisamente en esa prueba competirán el sábado 15 de febrero con motivo del Nacional de Marcha que será en Macas, Morona Santiago.

Ninguna quiere quedarse fuera de los Juegos Olímpicos y por eso ahora la lucha será por un cupo en la prueba de 20 km. Por ahora, la única marchista segura para Tokio es Glenda Morejón. Luego de Macas irán al Sudamericano de Marcha, previsto entre el 14 y 15 de marzo en Lima, Perú.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)