29 de diciembre de 2019 00:00

Luis Arce: de las barriales a buscar la gloria en Liga

Arce superó una prueba para enrolarse en El Nacional. Este año estuvo en 27 partidos con los puros criollos. Foto: API para EL COMERCIO

Arce superó una prueba para enrolarse en El Nacional. Este año estuvo en 27 partidos con los puros criollos. Foto: API para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Pablo Campos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el gremio de futbolistas no hay secreto que dure. Los rumores corren de concentración en concentración, casi con la misma velocidad con la que los jugadores se desplazan por las canchas de juego.

A Luis Arce, el mediocampista de 26 años que este año actuó en El Nacional, le llegó un comentario que le alegró una mañana de entrenamiento, en Tumbaco. “En Liga te está observando Repetto (Pablo, el entrenador del equipo). El próximo año ya te veremos vestido de blanco”, le dijo Jonathan Borja, mientras trotaban por la cancha principal, en la entrada en calor del equipo.

El hermano de Arce, Jefferson, de 19 años, juega en la Reserva del cuadro universitario y alternaba entrenamientos con el equipo de Primera. A él también le susurraron del interés de Repetto por su hermano mayor. Dicho secreto se develó la semana pasada: Arce, acompañado de su pareja, Ligia Lastra, llegó a un acuerdo con el dirigente azucena Esteban Paz, tras dos reuniones en su oficina en el centro de Quito.

El volante es un hijo del sacrificio. En la campaña del 2019 recién pudo debutar en la Serie A, una aspiración que le resultó esquiva en sus inicios como futbolista. En enero, para ponerse la camiseta de El Nacional, tuvo que superar una prueba de entre 200 aspirantes que buscaban un chance.

Marcelo Zuleta, técnico suyo en la temporada con los criollos, destaca sus cualidades. “Es un volante completo, tiene buenos pases, entiende el juego, posee buen despliegue y buen quite. Es un jugador muy interesante”.

El mediocampista actuó en 27 partidos del torneo local y marcó dos goles. En la Copa Ecuador estuvo presente en seis compromisos, pero no renovó su contrato con el elenco militar. “Terminó mi contrato con El Nacional, el equipo que me dio la oportunidad de jugar en la A, pero ahora afronto este nuevo reto con ilusión. Soy hincha de Liga desde pequeño”, le confiesa a este Diario.

Arce se formó en el fútbol barrial, específicamente en la polvorosa cancha de la Liga Oriental en un equipo formado por miembros de su familia: el Nuevos Horizontes. El escenario de la Liga es especial para los suyos, porque su padre Wilson y su madre Carmelina eran los conserjes de la cancha.

¿Qué le trajo el deporte barrial a su juego y a su carpeta como futbolista? Arce no lo duda: “Desde pequeño me tocó enfrentarme con jugadores más grandes, actué en el Campeón de Campeones (torneo organizado por la Fedeligas). El barrial es duro, hace que endurezcas la personalidad”.

Luego de su proceso por las ligas amateur, Arce militó en Espoli, UTE, Clan Juvenil, Deportivo Quito, en Segunda División, hasta que en enero pasado pudo enrolarse en El Nacional, tras superar la multitudinaria prueba.
“No tengo miedo a la presión y estoy seguro que puedo rendir en Liga”, confiesa convencido, en los ajetreos del fin de año. Vive al sur de Quito, en la Ferroviaria Alta, en una casa de dos pisos que comparte con su pareja, sus padres y su hermano Jefferson. Con este último partirá rumbo a Pomasqui, en la primera semana de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (3)