1 de noviembre de 2020 00:00

El argentino Lucas Villarruel aporta intensidad al juego de Liga de Quito 

Lucas Villarruel fue el autor del primer tanto en el triunfo de Lia de Quito ante Mushuc Runa, este sábado 3 de octubre del 2020. Foto; Twitter de Liga de Quito

Lucas Villarruel fue el autor del primer tanto en el triunfo de Lia de Quito ante Mushuc Runa, este sábado 3 de octubre del 2020. Foto; Twitter de Liga de Quito

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Pablo Campos

Isabella tiene 4 años y es la luz de los ojos de Lucas Villarruel, volante de Liga. En sus redes sociales, el jugador postea fotos y videos de sus momentos de complicidad: los desayunos, los bailes nocturnos, los ejercicios de estiramiento en la sala del pequeño departamento que él y su esposa, Aylén Cutri, rentaron en Cumbayá.

Villarruel tiene 29 años y su campaña en Liga es la primera que realiza fuera de su país. El coronavirus le ha privado de recibir visitas de sus familiares de Argentina, por lo cual el futbolista se refugia en el círcu­lo más íntimo, formado con Aylén e Isabella.

Acaba de firmar una extensión de contrato con la ‘U’ por dos años más y una de las primeras gestiones que realizó fue buscar una casa más grande, con patio y juegos para que la pequeña Isabella tenga más opciones lúdicas. Para que siga siendo niña en el contexto de la dura pandemia.

Villarruel se destaca en Liga. Llegó a inicios de año, casi en puntas de pie, como un jugador de reparto que iba a acompañar a la estrella Antonio Valencia en la primera línea de volantes. Pero en julio, ‘Toño’ se fue de Liga y el argentino dio el paso al frente
como protagonista.

Me solté más. Ahora estoy yendo unos metros más adelante con la posibilidad de llegar al gol. ¡Es que el equipo en sí ya juega más adelantado, porque ya nos conocemos más! Estamos jugando mejor”, le dice el volante a este Diario.

Liga se enfrenta esta domingo 1 de noviembre del 2020 a Barcelona, en el estadio Monumental (18:00), en el partido más atractivo de la cuarta jornada de la segunda etapa.

Los toreros son los líderes del torneo, con una efectividad sobresaliente: nueve puntos en tres juegos disputados. Los albos están un escalón más abajo: ganaron dos de los tres partidos que disputaron. Solo Independiente pudo derrotarlos, hace dos semanas.

Villarruel es titular en el partido ante los toreros. “Desde que llegué al país me hablaron del partido con Barcelona. Hay mucho interés por el juego. También se siente en los mensajes de los hinchas en las redes. Los aficionados quieren que le ganemos a Barcelona. Vamos con esa mentalidad a Guayaquil”, añade Villarruel.

En el esquema del técnico Pablo Repetto, Liga juega con dos futbolistas en la zona del pivote. Cuando actuaba con ‘Toño’ Valencia, Villarruel alternaba posiciones: si ‘Toño’ se soltaba al ataque, él mantenía la posición de número cinco.

Tras la salida de Valencia llegó Ezequiel Piovi, que es un cinco más posicional. Eso ha permitido que Villarruel pueda descolgarse más, mostrando gran capacidad para jugar a un toque y también para hacer lujos como tacos y rabonas.

“Me gusta el estilo de juego vistoso, pero no me descuido de mis labores de marca”, dice Villarruel, quien desde el lunes pasado luce un tinturado rubio en la cabeza. Lo suyo fue una promesa: si Liga se clasificaba a octavos de final de la Copa Libertadores, él se tinturaba el cabello. Cumplió la promesa en una barbería de Cumbayá, acompañado de su amigo Piovi, quien solo se cortó el cabello. “¿Tinturarme, yo? ¡No!, eso solo queda para los habilidosos como Lucas”, le dice, entre risas, Piovi a este Diario.

Entre los albos sobra el buen ambiente. El grupo está unido y tiene un norte claro: ganar el título local y pelear etapas en la Copa Libertadores. Para ello, el incansable Villarruel es
un actor clave.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (0)