21 de octubre de 2020 17:05

El Liverpool conquista Amsterdam con un gol en propia puerta del Ajax

Takumino Minamino (2-L) del Liverpool FC en acción contra el portero del Ajax Andre Onana durante el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones de la UEFA entre Ajax Amsterdam y Liverpool FC en Johan Cruijff Arena en Amsterdam, Países Bajos, 21

Takumino Minamino (2-L) del Liverpool FC en acción contra el portero del Ajax Andre Onana durante el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones de la UEFA entre Ajax Amsterdam y Liverpool FC en Johan Cruijff Arena en Amsterdam, Países Bajos, 21 de octubre de 2020 (Liga de Campeones, Países Bajos; Holanda) EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un gol del argentino Nicolás Tagliafico en propia puerta en la primera parte le sirvió al Liverpool para ganarle al Ajax (0-1), que estrelló una pelota en el palo al comienzo de la segunda mitad y se vio impotente para igualar el marcador.

El Liverpool tenía la necesidad de dar un golpe de mano que acallara las voces que decían que estaba pasando por un bache. En Amsterdam, sin mostrar su mejor juego, se impuso gracias a su mejor control de los tiempos, la certeza de sus contraataques y las internadas por la banda izquierda de Sadio Mané.

Enfrente tuvo a un Ajax que se parece poco a aquel que sorprendió al mundo hace dos temporadas, cuando los hombres de Erik ten Hag casi se colaron en la final de la Liga de Campeones.

El entrenador es el mismo, las bajas son obvias. El club ha ingresado decenas de millones de euros con la venta de cuatro jugadores clave de aquella plantilla -Frenkie de Jong, Matthijs de Ligt, Donny van de Beek y Hakim Ziyech-, pero el precio deportivo a pagar está siendo alto.

El entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, dibujó un 4-3-3 en la pizarra y eligió al joven de 19 años Curtis Jones para el centro del campo, acompañando a Georginio Wijnaldum y James Milner.


Fabinho
Tavares fue el jefe de la defensa inglesa en sustitución del lesionado Virgil van Dijk, cuya rotura de ligamento cruzado le tendrá al menos seis meses de baja. Lo hizo bien el brasileño: fue ordenado, cortó numerosas oportunidades locales y salvó a los suyos en más de una ocasión.

Ten Hag por su parte eligió también un 4-3-3, adelantando a Daley Blind como centrocampista y poniendo en el centro de la defensa al argentino Lisandro Martínez y a Perr Schuurs. Sorprendió poniendo a Mohammed Kudus, un ghanés de 19 fichado este verano. Antony dos Santos, el otro joven traído recientemente a Amsterdam y que está dando un gran rendimiento en la liga neerlandesa, fue baja al no llegar en forma para el encuentro.

El Liverpool poco a poco se recompuso, se fue acercando y obligó a los locales a replegarse. A veces a base de contragolpes, comandados por el egipcio Mohamed Salah, en otras construyendo el juego desde atrás.

En el minuto 35, la mala fortuna se cruzó en el camino del conjunto holandés. Mané hizo una buena internada al área por la banda izquierda y realizó un extraño disparo. La pelota rozó a Blind y se le envenenó a Tagliafico, que en su intento de lanzarla fuera se equivocó y termino alojando el esférico en el fondo de su propia puerta.

El gol animó el encuentro, pues los últimos diez minutos de la primera parte fueron un ir y venir continuo, con ocasiones para los dos equipos. Salah casi marcó el segundo de su equipo en una contra, pero Mazraoui rechazó la pelota hasta en dos ocasiones.

A escasos minutos para el descanso, Dusan Tadic estuvo a punto de poner las tablas. Recibió un buen pase adelantado, se quedó solo delante del portero español Adrián y tiró de vaselina. Por allí pasaba Filminho, que llegó corriendo y la sacó en la línea. En el contraataque del Liverpool, Mané volvió a internarse en el área por la izquierda y Schuurs interceptó el pase, aunque a punto estuvo de colar el balón en su propia puerta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)