18 de julio de 2020 00:00

En Liga de Quito están blindados en defensa para la campaña

Un entrenamiento de Liga de Quito en el Centro de Alto Rendimiento de Pomasqui. Archivo/EL COMERCIO

Un entrenamiento de Liga de Quito en el Centro de Alto Rendimiento de Pomasqui. Archivo/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Pablo Campos

El libreto de Pablo Repetto es innegociable. Los equipos se construyen desde atrás hacia adelante y, por ello, el entrenador siempre se preocupa de contar al menos con dos parejas de zagueros centrales para competir durante la campaña.

La etapa postcuarentena en Liga ha estado llena de rumores y posibilidades de transferencias. Del club se fue Antonio Valencia y también podría salir Franklin Guerra, quien genera interés, sobre todo en el mercado mexicano.

Cruz Azul ha sondeado por su situación y al menos otros dos equipos. Sin embargo, la dirigencia aclara que solo han existido sondeos, ninguna propuesta formal o por escrito.

En diciembre, el manabita Guerra prolongó su contrato con los universitarios por cuatro temporadas más, por lo cual los equipos interesados deberán negociar previamente con la dirigencia azucena.

El exfutbolista de El Nacional se planteó dos objetivos para la temporada: llegar a la Selección y dar el salto al fútbol internacional. “Cruz Azul ha preguntado por mí y también otros equipos. Hay que esperar a que alguna posibilidad se concrete”, se sincera el futbolista de 28 años.

En Liga, la crisis económica por la paralización del fútbol es severa. El perjuicio financiero en el cuadro albo alcanza los USD 4,5 millones, por lo cual una buena propuesta por Guerra o por cualquier jugador de la plantilla es bien vista.

Pero ¿los albos están protegidos en defensa en caso de que Guerra deje el equipo? El cuerpo técnico de los universitarios considera que sí. Por ello, si se concretase la salida del futbolista, los universitarios no reforzarían la zaga.

Según el entrenador Repetto, hay jugadores de jerarquía y experiencia en la retaguardia: Carlos Rodríguez tiene la confianza para seguir liderando la zaga. Él podría estar acompañado de dos futbolistas que tienen largos contratos con el subcampeón ecuatoriano: Anderson Ordóñez (tres años más de acuerdo) y Moisés Corozo, quien cumple la primera de sus cuatro temporadas.

‘Musa’ da el paso al frente
Ordóñez llegó a Liga en el 2018. Fue un golpe en el mercado de aquel año. El zaguero venía del Eintracht Fráncfurt, de Alemania, en donde jugaba muy poco. Sin embargo, los albos apostaron por un contrato de largo tiempo: cinco años.

Los primeros seis meses de servicios de ‘Musa’ fueron sobresalientes: se juntó a Guerra en el centro de la zaga y formaron una dupla coordinada y recia. Sin embargo, las lesiones en el pie derecho empezaron a castigarlo: festejó el título de campeón del 2018 en muletas y en el 2019, los dolores siguieron acechándolo.

“Es una etapa que deseo dejar atrás. No han quedado secuelas sicológicas para mí, no pienso en lo que pasó. Solo me proyecto a lo que viene y ahora, mi principal aspiración es hacerme un puesto como titular. Tengo entendimiento con todos mis compañeros de la zaga. Con Rodríguez he jugado un par de partidos”.

Ordóñez cree que una de las claves en el torneo será la cuestión física. “Se jugará partidos seguidos y eso determinará que los futbolistas estemos expuestos a lesiones. Hay que saber cuidarse bien”. Según el jugador, que lleva 78 partidos como profesional en la Serie A, el equipo con mejor preparación física marcará diferencias en la reanudación del torneo.

Corozo busca su espacio
Llegó esta temporada proveniente del Macará. En diciembre fue anunciado como refuerzo de Barcelona, pero en enero recaló en el cuadro universitario. Aún no ha debutado con los azucenas, pero en el cuerpo técnico destacan su predisposición para el trabajo y su buena lectura táctica en los entrenamientos.

Moisés Corozo quiere brillar en Liga. Por ello, cuando le mencionaron la posibilidad de ser prestado a otro equipo, en pos de más minutos, desechó la chance de plano. Aucas empezó a sondear alguna opción de préstamo. Pero ni el jugador ni el técnico Repetto aceptaron esa posibilidad.

“Estoy contento en Liga. De verdad me siento cómodo y quiero triunfar en este equipo”, dijo el defensa de 27 años.

Corozo reconoce en Paúl Vélez, su exentrenador en Macará, a uno de sus mentores. Sostiene que en Liga ha aprendido de sus compañeros de zaga y ha elevado su nivel al marcar a delanteros fuertes y recursivos como sus compañeros Christian Martínez Borja y Rodrigo Aguirre.

Confianza en ‘Paco’
El uruguayo Carlos ‘Paco’ Rodríguez cumple su segunda temporada en Liga y asegura sentirse cómodo y plenamente adaptado a la institución. Su buen cabezazo defensivo y ofensivo, además de buena ubicación son sinónimos de garantía para el cuerpo técnico. Esto, pese a que a veces, los rivales pueden superarlo por rapidez.

“Nadie tiene comprado el puesto de titular. En Liga hay mucha exigencia y siempre hay que estar listos para rendir al máximo”, sostiene el uruguayo de 30 años, exjugador del Peñarol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)