30 de diciembre de 2018 00:00

Kerly Benítez, una campeona que es un ejemplo en Cañar

Kerly Benítez (centro), junto a sus padres Ecilda Chillambo y Geovanny Benítez. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Kerly Benítez (centro), junto a sus padres Ecilda Chillambo y Geovanny Benítez. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Kerly Benítez se estrenó este año en la selección nacional después de sobresalir como judoca de la Federación Deportiva de Cañar. Es hija del lojano Geovanny Benítez y de la esmeraldeña Ecilda Chillambo, quienes hace más de 13 años se conocieron en La Troncal.

Sus progenitores llegaron al cantón cañarense de vacaciones, se enamoraron y allí se quedaron a vivir. Kerly, de 12 años, cerró el 2018 como mejor prospecto del Cañar. Recibió reconocimientos en su provincia y por parte de la Zonal 6 de la Secretaría del Deporte.

Esa distinción se debe al título sudamericano infantil obtenido en Guayaquil, a mediados del mes pasado, en la categoría +52 kilos (11-12 años). También terminó el año como la mejor del ranking nacional en su división y alcanzó una medalla de bronce nacional, entre otras distinciones.

Los padres de la campeona venden electrodomésticos en La Troncal. Benítez tuvo tres hijos con su primera pareja: Nely (20 años), Eduardo (18) y Giovanny (15); mientras con Chillambo tiene dos: Kerly (12) y Geovanny (10). Todos viven juntos y Kerly es la única deportista en casa.

Con su oficio de comerciante ha sacado adelante a su familia. El padre de la judoca cañarense asegura: “No me quejo, me va bien y trato de darles lo mejor a mis hijos para que se enrumben por buen camino”. Él destaca la presencia de su esposa en los entrenamientos y en las competencias de su hija.

Chillambo, quien afirma ser familiar cercano del extinto futbolista Otilino Tenorio y del goleador ecuatoriano Enner Valencia, recalca el trabajo del entrenador Marco Lema. No deja de reconocer el aporte de los técnicos Homero Campoverde y Martín Prado.

Benítez, alumna del octavo de básica de la escuela Jaime Roldós, recuerda que el técnico Lema llegó al plantel e invitó a los alumnos a practicar judo. “Fue un poco difícil al inicio, pero luego me gustó y se hizo más fácil las prácticas. El profesor siempre nos motiva”.

Los entrenamientos los realiza de lunes a viernes de 16:00 a 19:00, en un local del estadio Municipal de La Troncal. Allí espera perfeccionarse para convertirse en campeona sudamericana en la categoría absoluta y luego buscar éxitos a escala panamericana y mundial.

Según Lema, quien dirige a Kerly desde hace dos años y medio, sus ganas de triunfar son un factor determinante, aparte de su talento. “Es una niña bastante combativa, que quiere llegar lo más lejos posible”. No tiene quejas en su asistencia diaria ni en el tema disciplinario.

El adiestrador cañarense cuenta que, en La Troncal, las clases son bajo el régimen de Costa. Por ello, se espera sacar provecho de las vacaciones que serán entre febrero y abril. Esos meses se pretende llevarla a entrenar en Macas, con el técnico Homero Campoverde, quien es tío de Lema.

En los planes está alojarla en el Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento (CEAR) de esa ciudad, en donde tendrá a rivales de mejor nivel técnico para sus combates de preparación. EL DT insiste en la constancia de su dirigida y en el apoyo permanente de sus padres.

Aquello se pudo evidenciar la semana pasada, cuando Kerly llegó al CEAR de Cuenca acompañada de sus progenitores para recibir el galardón como mejor prospecto del Cañar por parte de la Zonal 6 de la Secretaría del Deporte. Ellos expresaban su orgullo de contar con una campeona sudamericana en la familia.

Su padre resalta la dedicación de su hija por los estudios y el deporte. “La hemos apoyado en todo momento y en todo sentido. Estamos felices por sus resultados”. También reconoce que ha hecho mucho esfuerzo para que no le falta nada en sus actividades diarias.

Su meta para el 2019 es mantenerse como protagonista a escala nacional y así buscar clasificar a los certámenes internacionales. Ella agradece a sus padres por el esfuerzo que realizan diariamente para darle todo lo que requiere para entrenar y competir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)