25 de diciembre de 2019 00:05

68 jugadores menores de 22 años debutaron en la Serie A del fútbol en Ecuador

El defensor Sixto Mina (i) ascendió de la Reserva y se consolidó en el equipo de Primera de El Nacional. John Sánchez exhibió velocidad y desborde en su primer año en la élite, con el Independiente. Fotos: API / Archivo / EL COMERCIO

El defensor Sixto Mina (i) ascendió de la Reserva y se consolidó en el equipo de Primera de El Nacional. John Sánchez exhibió velocidad y desborde en su primer año en la élite, con el Independiente. Fotos: API / Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Álex Puruncajas
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Sixto Mina disfruta de las vacaciones en Esmeraldas. Espera el 2020 para mejorar su rendimiento y afirmarse en El Nacional. El defensor, de 20 años, debutó esta temporada en la Serie A con los puros criollos, el club que le abrió su residencia hace cuatro años.

Al equipo quiteño llegó en el 2015, luego de pasar dos años por el Valdez de la Segunda categoría de Guayaquil. En ese tiempo llegó a considerar que su anhelo de jugar algún día en Primera era bastante lejano.

¿La razón? Cuando tenía 12 años lo rechazaron en las pruebas de Emelec y Barcelona, este último equipo le agradaba y lo veía mucho por televisión. “Siempre quise salir adelante y no desmayé” recuerda el defensor juvenil, quien decidió venir e instalarse solo en la capital para rendir las pruebas en el ‘Bitri’.

En su formación en ‘El Nacho’ tuvo la guía de los entrenadores Freddy Cedeño, José Villafuerte, Octavio Zambrano, Pablo Amaya y, este año, del argentino Marcelo Zuleta. El estratega gaucho, precisamente, dio el visto bueno para que ascendiera desde la Reserva a inicios de este año.

Mina fue campeón con la Reserva en el 2018 y al club le urgía contar con nuevos talentos ante el déficit económico y la falta de recursos para competir con los clubes de presupuestos elevados como Barcelona y Liga de Quito.

Mina trepó a Primera, al igual que sus compañeros Pablo Amaya hijo, Darío Pazmiño, Kevin Ayoví, Mauricio Narváez y Mateo Zambrano. Ellos forman parte del grupo de 68 futbolistas menores de 22 años que se estrenaron en la A durante este año.

De los talentos del cuadro militar, Mina se mostró más en los partidos. Estuvo en cancha 2 227 minutos en 26 partidos y fue el juvenil con más presencia entre los debutantes.

Fuerza Amarilla también hizo debutar a menores de 22 ante los apuros económicos. El cuadro de Machala puso 18 juveniles durante el año, aunque descendió a la Serie B.

Davinson Jama, de 21 años, fue el que más aprovechó y actuó en 17 cotejos del torneo. El mediocampista, quien nació en Colombia pero vivió desde su niñez en el país y tiene la nacionalidad ecuatoriana, terminó como titular en el torneo. Causó sustos en abril, cuando en pleno partido ante el Aucas se sentó en el césped y luego se acostó. Entonces, sufrió un broncoespasmo.

Ahora, el volante al igual que sus compañeros aún están en la incertidumbre, puesto que Fuerza Amarilla perdió la categoría. Su opción es seguir en el plantel en la Serie B o buscar opciones en otro de la A. El equipo de El Oro también tuvo al jugador de menos edad, que se estrenó en el certamen: Faver Palma, de 16 años.

Independiente del Valle fue el segundo cuadro del torneo que más juveniles puso este año en la cancha, por primera vez. La filosofía del plantel de promover destacados hizo que jugaran ocho nuevos rostros, entre ellos John Sánchez, Leonardo Realpe y Darlin Leiton.

El manabita Sánchez, de 20 años, fue el jugador de mejor aparición. Sus desbordes, velocidad y atrevimiento le abrieron un espacio en el plantel principal. Ismael Rescalvo le hizo debutar, pero Miguel Ramírez lo consolidó en su oncena estelar.

“Estoy cumpliendo un sueño”, se animó el extremo zurdo, que también puede jugar por el costado derecho. Además del torneo, deslumbró en la Copa Sudamericana, donde marcó un gol en la final.

Se coronó campeón del torneo y ahora es uno de los jugadores que observan cazatalentos del exterior.

Daniel Segura también se dio a conocer en su participación en la élite. Terminó como titular en el América e integró la Selección Sub 20 en el Mundial de Polonia, con el entrenador Jorge Célico, quien destacó sus condiciones. El esmeraldeño anhela integrar el equipo que disputará el Preolímpico, en Colombia, pero también jugar en el exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)