El Municipio de Guayaquil entrega audífonos a niños …
26 internos intentaron escapar de la Penitenciaría d…
Una casa se cayó en Quito por las lluvias
Lasso junto a autoridades de Gobierno fueron parte d…
Incidentes en Bicentenario por quejas en vacunación …
Enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral deja…
Restaurantes, que funcionan como bares, se hallaron …
Estas son las razones más comunes por las que le pue…

Ecuador contabiliza 23 preseas de oro con triunfos de Landázuri y Valverde

La ecuatoriana Marizol Landázuri (345) ganó oro en los 100 metros planos tras superar a su compatriota Ángela Tenorio (344). Foto: Cortesía del Comité Olímpico Ecuatoriano

La ecuatoriana Marizol Landázuri (345) ganó oro en los 100 metros planos tras superar a su compatriota Ángela Tenorio (344). Foto: Cortesía del Comité Olímpico Ecuatoriano

La ecuatoriana Marizol Landázuri (345) ganó oro en los 100 metros planos tras superar a su compatriota Ángela Tenorio (344). Foto: Cortesía del Comité Olímpico Ecuatoriano

La velocista Marizol Landázuri y la luchadora Luisa Valverde aportaron con una presea de oro cada una para Ecuador en los Juegos Sudamericanos. Ellas, este miércoles 5 de junio del 2018, triunfaron en la prueba de 100 metros planos y en la división de 50 kilos.

Landázuri, quien no integra el Plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte, cronometró 11 segundos y 12 centésimas. De esa manera superó con un segundo a su compatriota Ángela Tenorio (11.13), medallista de plata. El tercer lugar le correspondió a la brasileña Vitoria Silva (11.23).

Con esas dos preseas doradas obtenidas la tarde de este miércoles 5 de junio en Cochabamba, Bolivia, la delegación ecuatoriana sumó 23 preseas doradas e igualó la participación de hace 16 años en Brasil, donde acumuló igual número de títulos.

En la prueba masculina de 100 m planos, Álex Quiñónez se quedó con la presea de plata después de ser superado por el panameño Alonso Reno Edward. El tercer lugar fue para el brasileño Vitor Silva.

En boxeo, los ecuatorianos Miguel Ferrín y Julio Castillo perdieron las finales ante los colombianos John Gutiérrez y Deivis Blanco. Ellos, tras recibir las medallas de plata, se mostraron inconformes por la decisión de los jueces. Según Castillo, “hasta mi rival y su entrenador vinieron a disculparse conmigo porque consideraron que el triunfo era mío”.