La baja de los generales de la Policía dejaría un va…
Fernando Villavicencio: ‘Siempre estuve solo. Yo no …
En Quito, consumo de agua sube en 43% en medio de un déficit
Excomandante militar de inteligencia es procesado po…
Biden firma ley de financiación para evitar cierre d…
Florida suma 23 muertos por el huracán Ian
CIDH pide visitar Cuba para revisar la situación del…
CELEC dijo que no recibirá la hidroeléctrica Coca Co…

Brasil gana su primera medalla de oro olímpica en fútbol

Neymar Jr (d) de Brasil disputa el balón ante Lars Bender (i) de Alemania durante el juego por la medalla de oro de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Río. Foto: EFE

Neymar Jr (d) de Brasil disputa el balón ante Lars Bender (i) de Alemania durante el juego por la medalla de oro de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Río. Foto: EFE

Neymar Jr (d) de Brasil disputa el balón ante Lars Bender (i) de Alemania durante el juego por la medalla de oro de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Río. Foto: EFE

Brasil, guiado por su líder Neymar, alcanzó la gloria en el mítico estadio Maracaná al ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Rio, el único lauro que le faltaba al país del pentacampeón mundial.

Neymar anotó el gol que dejó el 1-1 en el tiempo regular y el alargue y cerró la tanda de penales con la ejecución del quinto y último (5-4) , desatando una euforia incontenible entre los 63.000 torcedores que completaron el Maracaná.

Apenas anotó el gol definitorio, el menino se deshizo en lágrimas, como descargando la enorme presión que soportó sobre sus espaldas luego de los sucesivos fracasos de la seleçao en solo dos años, con la cuenta de su Mundial-2014 y las Copas América de Chile-2015 y Estados Unidos-2016.

Y de todas las medallas en juego, la del fútbol masculino era la más deseada para los 200 millones de brasileños, que la necesitaban como un bálsamo para calmar las heridas del humillante 7-1 que le propinó Alemania hace dos años.

Brasil ganó el oro porque volvió a las fuentes del jogo bonito, el que engalanaron Pelé, Zico, Rivelino, Ronaldo y del que Neymar se perfila como el heredero.

En cambio, Alemania no pudo completar la hegemonía casi total en el fútbol mundial: su equipo femenino acababa de coronarse en Rio-2016 y el seleccionado mayor es el actual campeón del mundo.