2 de noviembre de 2019 00:00

Los Juegos Olímpicos abren paso a los púgiles profesionales

El ecuatoriano Carlos Góngora (der.), durante el combate disputado ante Ronald Mixon, en el que se impuso por KO, en el 2008. Foto: captura de video

El ecuatoriano Carlos Góngora (der.), durante el combate disputado ante Ronald Mixon, en el que se impuso por KO, en el 2008. Foto: captura de video

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Deportes
(D)
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Carlos Góngora se encuentra de vacaciones en Napo. Ahí, espera una llamada telefónica que le confirme su participación en una pelea en Estados Unidos.

El púgil, de 30 años, vive de los combates que realiza habitualmente en los cuadriláteros del país norteamericano. Se vinculó al boxeo rentado en el 2015, luego de abandonar el amateurismo, etapa en que representó a Ecuador en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y de Londres 2012.

Su participación en los Olímpicos del país asiático es la que le trae mejores recuerdos. Ahí terminó en quinta posición y considera que cumplió una buena presentación. En Londres, en cambio, fue octavo.

Sus incursiones en el evento deportivo más grande del mundo eran solo recuerdos hasta hace algunos meses.

Sin embargo, el Comité Olímpico y la Federación Ecuatoriana de Boxeo se plantearon impulsar la participación de profesionales ecuatorianos en Tokio 2020.

Esto luego de que en septiembre pasado el Comité Olímpico Internacional autorizara por escrito la participación de boxeadores profesionales en el torneo.

Esta resolución abrió un debate sobre la pertinencia de que profesionales se enfrenten a amateurs en los Juegos. Organizaciones mundiales de este deporte, como el Consejo Mundial de Boxeo, anunciaron su negativa a la iniciativa.

Góngora considera, en cambio, que esta es una buena propuesta. “Soy uno de los opcionados para ir al Preolímpico, en marzo del próximo año, en Argentina”, confesó.

Hace dos semanas, él y su colega Ítalo Perea estuvieron en Guayaquil y dialogaron con los directivos del Comité Olímpicos y de la Federación Ecuatoriana de Boxeo.

Perea también se planteó la opción de pelear por competir en Tokio. “Esperemos tener la posibilidad. Estamos buscando una medalla olímpica desde siempre. Ya tenemos la experiencia olímpica y profesional. Queremos sacar provecho de ambas”, indicó el boxeador, quien representó al país en Londres 2012 y es profesional desde el 2013.

Desde entonces, suma 18 peleas con 11 triunfos, cinco derrotas y un empate. A sus 26 años considera que se encuentra en buen nivel para ir al torneo deportivo.

Para Góngora, quien en cambio acumula un invicto de 17 triunfos, los Preolímpicos son una “competencia como cualquier otra”. Expresa que para ese certamen se prepararía de igual forma como lo hace para una pelea rentada.

El tricolor, por lo pronto, espera volver a subirse a un cuadrilátero de EE.UU., donde ha realizado ya 16 presentaciones. Él viaja a ese país solo para los combates. Habitualmente se prepara en Napo.

“Los costos para una preparación en Estados Unidos son muy altos para mi presupuesto. Implican al menos una inversión de USD 3 000”, expresa el deportista.

Julio César Castillo, quien es seleccionado nacional, apoya a sus colegas. Él continúa con su preparación para clasificarse a Tokio. “Me preparo exclusivamente para la clasificación olímpica. Tengo torneos en noviembre y en diciembre y Dios mediante clasificar a los Olímpicos”, concluyó el vicecampeón mundial.

Su biografía. Nació el 25 de mayo de 1989, en Esmeraldas.

Trayectoria. Participó en el Campeonato Mundial del 2017. Alcanzó los títulos de la Copa Romana y Golden Beat del 2006. Estuvo en dos Juegos Olímpicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)