19 de junio de 2020 16:15

José Angulo pasó por clínicas de rehabilitación y confía en volver y ser titular en la Tricolor

Jose 'Tin' Angulo festeja su gol en el cotejo ante Pumas de cuartos de final de la Copa Libertadores el 17 de mayo de 2016. Foto: Paul Rivas / EL COMERCIO

Jose 'Tin' Angulo festeja su gol en el cotejo ante Pumas de cuartos de final de la Copa Libertadores el 17 de mayo de 2016. Foto: Paul Rivas / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Benditofutbol.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El delantero ecuatoriano José ‘El Tin’ Angulo pasó por clínicas de ayuda y rehabilitación de México para superar sus complicaciones personales durante seis meses antes de ser contratado por el Xolos.

Ahí, estuvo incomunicado, sin dispositivos móviles, y aprendió normas de convivencia. “Trabajé mi comportamiento. Aunque no tuve problemas en un lugar con mucha gente y que no comparten ideas. Pero gracias a Dios me supe adaptar”, reveló el delantero en Área Deportiva (99.3 FM).

El delantero recientemente acabó de cumplir una suspensión de cuatro años impuesta por la FIFA por dar positivo en dopaje durante la disputa de la Copa Libertadores 2016 con el Independiente del Valle.

El goleador confesó que se mantuvo solo, se encargó de tareas cotidianas como arreglar su habitación, su cama, lavar los platos, leer y tareas para estimular su intelecto.

“El primer mes fue duro, pero de ahí en adelante todo fue lindo”, relató el esmeraldeño, de 25 años. En la clínica, compartió con personas “ingobernables” en su carácter y con adicción a las drogas.

El ‘Tin’, como se dio a conocer en el Independiente del Valle, relató que también tuvo un psicólogo personal que le ayudó a superar sus complicaciones personales. “Ahora, me domaron. Estoy tranquilo”, expresó el atacante, quien recalcó que se mantuvo disciplinado.

Antes de ir a la clínica de reahbilitación, estuvo en un centro de ayuda por tres meses. “En el primer lugar, a veces, tenía el teléfono una vez a la semana, un ratito. Le escribía a mis padres, mi esposa o a José Chamorro”.

En el primer centro de aislamiento, estuvo aislado por un mes. “Fue duro. Llamé a Pepé (José Chamorro) y le dije: ya no aguantó más. Pero él me dijo: tiene que aguantar, se metió a esto”. Posteriormente, fue a la clínica de rehabilitación y tuvo mayores facilidades para ir a entrenarse con un entrenador.

Tras esas experiencias, dijo sentirse en óptimas condiciones físicas y se mostró optimista de volver a destacarse en el fútbol y ser llamado a la selección ecuatoriana de fútbol. “El puesto en la selección es mío. ¡Nadie me lo pelea! Y voy a hacer todo para volver y ganarme ese puesto”.

Angulo dio positivo el 20 de julio de 2016 durante un encuentro de la Copa Libertadores con su entonces club, el Independiente del Valle. La Conmebol le suspendió durante un año. Tras ese lapso, volvió a jugar brevemente por el cuadro rayado.

Sin embargo, la FIFA apeló la decisión. El TAS, con sede en Lausana, dio la razón a la FIFA y anuló la sanción inicial y la sustituyó por otra de cuatro años de suspensión a contar desde el 20 de julio del 2016.


Ese 2016, el atacante ya había sido negociado al Granada de España. Sin embargo, la sanción trastocó sus planes. Ahora, tiene una nueva oportunidad de volver a jugar al fútbol con el Xolos de Tijuana, que lo acabó de fichar el 16 de junio del 2020. En México, está con su esposa y sus hijos.

“Estamos trabajando para futuro con mi empresario. Hay la esperanza de que yo haga todo bien y otra vez al viejo continente”, indicó el delantero que añadió, que por ello, se guardó el 50% de sus derechos deportivos. Xolos mantiene el otro 50%.

Liga de Quito y Barcelona SC se interesaron en el atacante. “Es todo el sueño de un futbolista ecuatoriano jugar en esos clubes. Pero acá en este club estuvieron respaldándome y me atendían”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)