24 de marzo de 2019 00:00

Saverio se formó en el FC Barcelona y sueña con el Mundial

Enrique Saverio en una de las prácticas de la Selección. A la derecha, defiende la camiseta del FC Barcelona. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Enrique Saverio en una de las prácticas de la Selección. A la derecha, defiende la camiseta del FC Barcelona. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 6
David Paredes. Redactor (D)
dparedes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Jorge Enrique Delgado Saverio regresó al país para unirse a la Selección Sub 20, que el viernes culminó su segundo microciclo premundialista. Aprovechó su estadía en el país para conocer a sus compañeros y conversar con el entrenador Jorge Célico, quien lo tiene entre sus planes para la nómina de buena fe y definitiva que irá al Mundial de la categoría, en Polonia.

‘Kike’, como conocen al delantero de 19 años, vive desde hace 15 en España. Dejó el país con su familia y se radicó en Barcelona, donde creció rodeado del mito del ‘Barça’ del DT Josep Guardiola y de la magia de Lionel Messi.

Desde que dejó su natal Balzar, el noveno cantón de la provincia del Guayas más poblado, no volvió más. En el país ibérico se dedicó a crecer en lo futbolístico. Jugó en el Unió Esportiva Cornellá, un club de la Segunda División de España, hasta el 2015.

En el 2016 se cumplió uno de sus sueños. El Barcelona se fijó en él y lo fichó para integral el equipo B. Con el segundo equipo de los ‘culés’ ha jugado 12 partidos esta temporada. También se proclamó campeón de la Supercopa de Cataluña y de la UEFA Youth League.

El año pasado renovó su contrato hasta el 2020 con los catalanes. El club le puso una cláusula de rescisión de USD 57 millones. En el club es conocido por sus regates y buen pie. Estas cualidades hicieron que sea citado para la Selección Sub 19 de España.

Célico le hizo seguimiento durante meses. Finalmente, en agosto del año pasado, logró citarlo para uno de los 36 microciclos que tuvo la Sub 20 antes del Sudamericano que se disputó en Chile.

Con la ‘Furia Roja’ no tuvo la oportunidad de jugar. Esto hizo que el juvenil ‘blaugrana’ pudiera vestir sin impedimento la camiseta de la Tricolor.

Saverio, que utiliza el apellido materno por tradición española, jugó ante Colombia en aquella primera convocatoria. La semana pasada volvió al país. Sus compañeros lo han acogido de buena manera.

“Vengo a la Selección para ganarme un puesto. Tengo mucha ilusión de jugar el Mundial. Lo que voy a aportar es trabajo y esfuerzo en equipo”, asegura el atacante, que tiene un marcado acento ibérico.

En una de sus manos lleva tatuado el nombre de su madre, Zoila Saverio. Ella lo crió y lo guió durante su niñez y adolescencia. En su brazo izquierdo lleva otra imagen que simboliza su esfuerzo y dedicación. La imagen es conmovedora. Se trata de un niño, que representa al seleccionado, que agarra la mano de un adulto mientras se dirigen a un estadio.

“El adulto no representa a nadie. El tatuaje simboliza la perseverancia y la superación que ha vivido hasta llegar adonde está ahora”, dice su madre, vía WhatsApp.

Zoila se separó de su esposo cuando ‘Kike’ tenía 9 años. Decidió migrar a España, porque vio que ese país podía brin­darle mejores oportunidades a sus hijos.

No se equivocó. Empezó a jugar al fútbol en una escuela en Barcelona. Cazatalentos y ojeadores lo llevaron al profesionalismo. Ahora está cerca de cumplir un sueño más: defender los colores del país que vio nacer a su familia.

Su madre guarda todas las camisetas que usó en el cuadro ‘culé’ en las distintas categorías. Él tiene como recuerdo las fotos que se tomó con Messi y Neymar hace dos años. Asegura que observa de vez en cuando las prácticas del equipo principal. En Barcelona le tienen confianza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)