2 de diciembre de 2019 00:00

Ganar la Vuelta fue un premio a la perseverancia de Montenegro

Jorge Montenegro (izquierda), durante su participación en la Vuelta Ciclística al Ecuador. Su nombre pasará a la historia como el ganador de la 36ª edición. Cortesía Deporte ec

Jorge Montenegro (izquierda), durante su participación en la Vuelta Ciclística al Ecuador. Su nombre pasará a la historia como el ganador de la 36ª edición. Cortesía Deporte ec

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Martha Córdova

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esperó, tuvo paciencia y triunfó. En su duodécima participación, Jorge Luis Montenegro pudo coronarse campeón de la Vuelta Ciclística al Ecuador. “Es el sueño de todo ciclista, que su nombre quede en la historia como uno de los ganadores”, detalla el carchense, que este año formó parte de Eagle Team, de propiedad de Pedro Rodríguez.

“La segunda etapa (Quito-Cayambe) la gané y me apoderé de la camiseta de líder. Les dije a mis compañeros que me ayuden, que me sentía en condiciones de ganar la Vuelta”, añadió el ciclista, de 31 años, que tiene un amplio historial de triunfos en su carrera, pero le faltaba el título de la Vuelta.

A medio año dejó el equipo Coraje Carchense y fichó por el Eagle Team, que tiene sede en Imbabura. Sebastián Rodríguez, hijo de Pedro y quien dirige, organiza y corre en el equipo, inició las conversaciones y lo convenció. “Llegué como uno de los líderes junto con Segundo Navarrete. En la vuelta conté con la ayuda de todos, porque defendimos el primer lugar en cada etapa”.

El equipo y en especial Jorge Luis mantuvieron la motivación tras la suspensión de la Vuelta Ciclística, que estaba programada para octubre.
“Habíamos hecho un trabajo físico especial en Atuntaqui. Estábamos listos para correr los 1 500 kilómetros”. Pero ese mes de octubre fue caótico para el país y no había seguridad para nadie.

Después del 13 de octubre, cuando la calma volvió al país, ya se habló de organizar la vuelta, pero sin la participación de seis equipos internacionales y sin el aval de la Unión Ciclística Internacional (UCI). “Seguimos entrenándonos, teníamos confianza que la vuelta sí se iba a dispu­tar y efectivamente se dio”.

El recorrido fue de 600 km y solo se incluyeron cuatro de las siete provincias por donde la caravana iba a pasar. “La ruta fue dura. Pasamos por Mira en Carchi. Y fuimos por el Playón de San Francisco, en Sucumbíos, donde nos entrenamos y salen los nuevos ciclistas”.

También fue duro para los ciclistas y los equipos la agenda de competencias. Por ejemplo, hubo dos etapas con circuitos en la mañana y tarde. “Había poco tiempo para el descanso y recuperación de los músculos. También para el trabajo de los mecánicos”.

Montenegro, además de ser medallista sudamericano y bolivariano en pruebas de pista y de ruta, dirige y entrena en ciclismo a niños y jóvenes del Carchi y Sucumbíos en la escuela -hoy club de alto rendimiento- de Richard Carapaz. “Somos buenos amigos y nació la idea de formar esta escuela para trabajar y promover talentos. Empezamos con pocas cosas, hoy ya tiene mejor infraestructura. Mi hermano es otro de los entrenadores”.

El flamante campeón de la Vuelta ya tiene lugar para colocar el trofeo en su domicilio. También guarda siete de las ocho camisetas amarillas que recibió durante la competencia como líder de la Vuelta y de la premiación final. “Una le regalé a don Pedro Rodríguez, firmamos todos los integrantes del equipo, como agradecimiento a su respaldo”.

Pedro Rodríguez, ‘El Águila’, en los años 90 conquistó cinco títulos en la Vuelta al Ecuador. “Contar con un grupo de ciclistas y mantenerlo en competencias es un aporte que damos al ciclismo. Ojalá hayan más equipos y más aporte de la empresa privada”.

Cree que es necesario que la Federación Ecuatoriana de Ciclismo y las federaciones provinciales organicen un mayor número de competencias en el país para que el ciclismo nacional de ruta alcance niveles internacionales. “Ya contamos con Richard Carapaz, Jonathan Caicedo y Jhonatan Narávez en el World Tour. Las federaciones deben trabajar para que hayan otros ciclistas de ese nivel, que puedan consolidar su carrera internacional”, dijo Rodríguez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)