22 de febrero de 2020 17:32

Barcelona venció a Delfín en el regreso del técnico Fabián Bustos a Manta

El delantero Cristian Colman, de Barcelona, en uno de los ataques sobre el arco del Delfín en el partido contra Delfín este sábado 22 de febrero en Manabí. FOTO: @BarcelonaSC

El delantero Cristian Colman, de Barcelona, en uno de los ataques sobre el arco del Delfín en el partido contra Delfín este sábado 22 de febrero en Manabí. FOTO: @BarcelonaSC

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 9
Fabián Alarcón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Barcelona derrotó a Delfín 2-1 en su visita a Manta, la tarde de este sábado 22 de febrero del 2020, por la segunda fecha de la LigaPro. Aquí también se marcó el regreso del entrenador argentino Fabián Bustos a donde fue campeón en el 2019.

Bustos, hoy estratega de los canarios, estaba desesperado en la zona técnica. Su equipo lucía descoordinado y vulnerable, en su regreso a Manta, donde hizo historia justamente al mando de los cetáceos. En apenas 10 minutos Darío Aimar y Jean Carlos Montaño se ganaron la tarjeta amarilla, producto de la prensión local.

Durante los primeros 20 minutos, Delfín se adueñó del balón y generó las mejores opciones, pero sin claridad en el área del meta Javier Burrai. Esto, porque Barcelona saltó a la cancha con un plantel con ocho jugadores alternantes y solo tres titulares. El resto de estelares descansó por su participación en la Copa Libertadores.


Luego de este tiempo, los canarios poco a poco pudieron juntarse colectivamente para meter sustos en los manabitas. Entre Christian Alemán, Nixon Molita y Cristian Colmán empezaron a llegar con sucesivos toques al pórtico del golero Alaín Borja. Por ello, los minutos finales de la primera etapa terminaron con un cotejo de ida y vuelta bajo 29 grados de temperatura.

Sin embargo, en el arranque del segundo tiempo, el árbitro Marlon Vera sancionó erróneamente un penal para el Delfín. El réferi aseguró que el balón se estrelló en el brazo de Sergio Quintero, pero la repetición de la televisión se observó que el impacto fue realmente en el abdomen. El tanto de apertura fue de Carlos Garcés, en el 49'.

A partir de ese momento, Barcelona despertó y se adueñó el cotejo por completo. La reacción amarilla se concretó en el minuto 59, cuando Ely Esterilla aprovechó un mal despeje defensivo y pateó con potencia al pórtico del venezolano Baroja. En la celebración, todos los jugadores se abrazaron con Bustos, quien no se contuvo y avivó a sus dirigidos.

Los toreros cambiaron su forma de jugar. Por primera vez usó dos delanteros, pues el estratega argentino ingresó a Alexander Bolaños en lugar de Montaño y así metió mayor presión en la zaga manabita. Es decir, Bustos volvió al estilo que lo hizo campeón con Delfín en el 2019.

En el minuto 69, Esterilla apareció otra vez para capitalizar esa superioridad que se marcó en la cancha. El zurdo jugador recibió un pase retrasado y pegó con potencia el balón al palo y picó dentro del pórtico para algarabía de sus compañeros.

Las expulsiones del zaguero local Luis Cangá y del volante Richard Calderón solo permitieron que los porteños aseguraran la victoria. Con la ventaja numérica y en el marcador, se dedicaron a rotar el balón y a buscar espacios ante un rival que ya bajó los brazos.

Con este resultado, Barcelona sumó cuatro puntos y se metió en la pelea por ganar la primera etapa. También se motivó para su revancha contra Cerro Porteño, en Paraguay, el próximo miércoles 26 de febrero, por la tercera ronda de la Copa Libertadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (4)