Jeep 75° Salute: un tributo al 4×4 que hizo leyenda

Desde el color verde oliva hasta los detalles exteriores e interiores, el 75° Salute honra a su “ancestro”.

Desde el color verde oliva hasta los detalles exteriores e interiores, el 75° Salute honra a su “ancestro”.

Con la presentación de este ‘concept’, Jeep repasa su tradición 4×4 de más de siete décadas

Faros redondos, parabrisas plano, mascarilla de alargadas ranuras verticales… La descripción física es prácticamente igual pero entre ambos hay 75 años de diferencia.

Hablamos del Willys MB y del Jeep 75° Salute, el primer todoterreno construido en 1941 con fines militares y de su reinterpretación moderna creada para homenajearlo, respectivamente.

Tres cuartos de siglo después del nacimiento del vehículo considerado el “padre” de los 4×4, el fabricante estadounidense creó un prototipo que evoca como ningún otro al modelo original, y que a la vez honra la trayectoria de una marca tradicionalmente asociada con el mundo “off road”.

Desde el color verde oliva hasta los detalles exteriores e interiores, el 75° Salute honra a su “ancestro”.

El Jeep 75° Salute está basado en el Wrangler Sport actual de dos puertas y, como aquel, fue construido en la planta del fabricante situada en Toledo, Ohio. Recibe el impulso de un motor V6 Pentastar de 3.6 litros, asociado a una caja de cambios manual de seis marchas.

Por ahora se desconoce si Jeep planea fabricar una edición limitada del modelo, orientada principalmente a coleccionistas.
Fuente: Infobae América