Arde Troya
Vicepresidente, sin papel en crisis política
Cuatro posibles escenarios se abren por suspensión d…
Quito sufre alza de precios y falta de alimento
Pequeña minería perdió USD 13 millones
La misma estrategia del paro de 2019 afecta otra vez…
El gremio del taxismo está dividido y sin una causa …
Asamblea no alcanzó los votos para destitución de Gu…

El informe de gestión de Villacís tuvo observaciones

Los dirigentes de la FEF sesionaron desde la mañana en el auditorio del organismo.

Los dirigentes de la FEF sesionaron desde la mañana en el auditorio del organismo.

Los dirigentes de la FEF sesionaron desde la mañana en el auditorio del organismo. Foto: Joffre Flores/EL COMERCIO

El informe del presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Carlos Villacís, se aprobó pero sin voto de aplausos, durante el Congreso Ordinario del Fútbol. La intervención duró una hora y quince minutos.

El dirigente resaltó la contratación de firmas internacionales para realizar una auditoría forense a las cuentas de la FEF. Los estudios comprenden desde el 2010 hasta el 2015. Villacís destacó los convenios conseguidos con el Registro Civil, para evitar la adulteración de identidades y con el Ministerio del Deporte, para la renovación de los estatutos de la Ecuafútbol y de los clubes.

Miguel Almeida, presidente de la Universidad Católica, refutó el informe. “El 2016 fue el año más oscuro, se está omitiendo que un club perdió la categoría por deudas y que otros clubes fueron multados por la misma razón”, dijo.

Almeida lamentó la falta de liquidez que sufrieron los clubes, dato que Villacís omitió en su informe. La observación del dirigente, fue compartida por las asociaciones de Guayas y Cotopaxi. El informe fue aprobado, pero tomando en cuenta esas observaciones. Villacís se comprometió a mejorar los aspectos críticos de su gestión, que inició a finales del 2015 y que se extenderá hasta el 2019.

Por su parte, la tesorera, Marisol Corral, resumió los ingresos y gastos que registró la FEF en el 2016. Según los documentos presentados, la FEF registró un superávit superior a USD 4,1 millones. Eso como resultado de la resta del total de ingresos USD 44,8 millones, menos la totalidad de los gastos, USD 40,7 millones.

Carlos Arroyo
, representante de Liga de Quito, intervino al final del informe. Pidió justificaciones por ingresos, principalmente por los USD 3 millones que comparecen como “aporte de la Conmebol”.

Según la tesorera, esos valores se usarán para proyectos de desarrollo futbolístico. Por su parte, el dirigente Jaime Estrada, representante del Manta, el informe económico es alentador. “Mejoramos la facturación y disminuimos los gastos”, mencionó el directivo.
 
Uno de los puntos que generó reacciones en redes sociales fue el anuncio de Villacís de que la firma Nike quiso patrocinar a la Selección. Sin embargo, el organismo decidió renovar con Marathon hasta el 2023.

De acuerdo con el titular de la FEF, la empresa ecuatoriana condonó una deuda de más de USD 800 000 por excesos de pedidos de uniformes.

El sistema de campeonato para la temporada 2018 y la modalidad de premiación, fueron otros de los puntos que estaban en la agenda de los dirigentes del fútbol local.