9 de octubre de 2018 15:08

Indignación en Rusia por la agresión de dos futbolistas a un funcionario en un café del centro de Moscú

El jugador del FC Zenit Aleksandr Kokorin celebra un gol conseguido ante el SK Slavia, en San Petersburgo, Rusia, el 4 de octubre del 2018. Foto: Anatoly Maltsev / EFE

El jugador del FC Zenit Aleksandr Kokorin celebra un gol conseguido ante el SK Slavia, en San Petersburgo, Rusia, el 4 de octubre del 2018. Foto: Anatoly Maltsev / EFE

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El fútbol ruso, así como el gobierno, mostraron este martes su indignación con los internacionales Pavel Mamaev, del Krasnodar, y Alexander Kokorin, del Zenit San Petersburgo, que el lunes en Moscú agredieron al cliente de un café, un alto funcionario que les había pedido hacer menos ruido.

Ambos jugadores están acusados de haber agredido con violencia a Denis Pak, un alto funcionario del ministerio ruso de comercio, en un café del centro de Moscú.

Las imágenes de las cámaras de videovigilancia muestran a los futbolistas, acompañados por numerosos amigos, agrediendo a Pak que, según testimonios citados en los medios rusos, había pedido al grupo, fuertemente alcoholizado, hacer menos ruido.

Kokorin lanzó una silla en la cara de Pak y luego Mamaev llegó a las manos con otro hombre. Además, según el abogado de la víctima, Guenadi Oudinian, los dos futbolistas lanzaron insultos racistas a Pak, de origen asiático.

El Krasnodar suspendió y “ emprenderá todas las sanciones posibles ” contra Mamaev.

“Lo primero que podemos hacer es tomar todas las sanciones posibles en el marco de su contrato. Vamos a imponerle la multa máxima y a expulsarlo del primer equipo”, anunció el club del sur de Rusia en un comunicado.


“Actualmente buscamos cómo romper el contrato del jugador. Desafortunadamente los contratos están formulados de tal manera que defienden al máximo a los futbolistas. Pero vamos a hacer todo lo posible por conseguirlo. No hay ninguna excusa para este incidente escandaloso”, añadió el Krasnodar.

El Zenit señaló estar “disgustado e indignado” por el comportamiento de su atacante de 27 años, pero precisa “no juzgar necesario evocar una sanción del club” antes de conocer los resultados de la investigación policial.

Pavel Mamaev (frente) de FC Krasnodar disputa un balón con Roque Mesa de Sevilla FC el 4 de octubre de 2018. Sergei Ilnitsky / EFE

Pavel Mamaev (frente) de FC Krasnodar disputa un balón con Roque Mesa de Sevilla FC el 4 de octubre de 2018. Sergei Ilnitsky / EFE


'Comportamiento de maleantes'

El campeonato ruso (RPL) señaló su “indignación” y condenó este “comportamiento de maleantes”. “Estimamos que los culpables deben recibir las penas más severas. El 'hooliganismo' no tiene lugar en el fútbol”, añadió.

Incluso el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo haber visto “las imágenes bastantes desagradables”. “Los órganos de seguridad, gracias al testimonio de la víctima, no han tenido dificultades para establecer las circunstancias de la agresión”, añadió.

Según la cadena de televisión Ren-TV, ambos futbolistas también estuvieron implicados en la agresión a un hombre en plena calle minutos antes del episodio en el café. La cadena publicó un vídeo en el que se reconoce fácilmente a Kokorin y Mamaev.

Kokorin y Mamaev, que se enfrentaron el domingo en el Zenit-Krasnodar, son amigos y ya estuvieron suspendidos por su federación en julio de 2016 tras la divulgación de un vídeo de una velada con mucho alcohol en Mónaco, algunos días después de la eliminación de Rusia de la Eurocopa 2016.

Kokorin presentó después sus excusas y reintegró la selección.

Pero el atacante, que marcó 12 goles en 48 partidos con la selección rusa, se vio privado del Mundial-2018 debido a una lesión de rodilla.

Mamaev, 30 años (15 partidos internacionales) , centrocampista del Krasnodar, no ha sido seleccionado desde aquella Eurocopa 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)